Viajes con Mowgli

Tokyo Baby Café

De la ciudad que tenía bares con gatos llega el bar para bebés.

Sí, nos referimos a Tokio, urbe concéntrica donde las haya, demasiado antigua y demasiado moderna, escaparate hermético de tradiciones y vanguardias. Cómo nos gusta Tokio, tan delicada, compleja y complicada.

Mini Toto y maxi sofá. Alicia en el País de las Maravillas japonés o Tokyo Baby Cafe-

En Tokio todo etnocentrismo se hace añicos. Los paradigmas se cuestionan. Quizás la respuesta sea no preguntarse el porqué. Hay veces que es mejor no entender.

Tokyo Baby Café.

No termino de entender los Cat Cafes, sí, esos locales llenos de mininos, adonde van los clientes en busca de compañía... felina. Se dice que en la capital de Japón (aunque el origen es taiwanés) hay una cuarentena de esa clase de bares. Prefiero leer a Soseki.

Sí puedo entender (no me malinterprenten) que del gato al bebé haya un pequeño paso o gateo. De ahí que ya no me extrañe lo del Tokyo Baby Café, un local de Omotesando exclusivo para menores de 7 años (aunque deben ir acompañados) adaptado completamente para ellos (todo chiquitito, con muebles encogidos, y otros gigantes -el sofá de la imagen que es un parque-, como en Alicia en el País de las Maravillas, con picaportes a su altura, por ejemplo).

El interiorismo, impecable, es de nendo. Más información e imágenes aquí.

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate