Viajes con Mowgli

El coleccionista de árboles

Mientras haya hoteles en los árboles, no todo estará perdido. Quedará algún resquicio de infancia en nuestras vidas adultas.

Nos encantan los hoteles-árbol porque son una cabaña, estamos solos en plena naturaleza y hasta podemos gritar como Tarzán si nos place. En ellos, por unos días, cambiamos nuestro bosque de ladrillo diario por edificios inmensamente verdes; dejamos atrás la jungla para estrenar nuestros oídos con sonidos jamás escuchados.

Mientras ese momento llega, me dedico a coleccionar árboles para Mowgli. No puedo evitarlo, mi favorito es el Tree Hotel de Suecia, sobran los motivos. También es el más inalcanzable.

Luego están las fabulosas Cabanes als arbes de Girona.

Con un nombre un tanto peculiar, descubrí Bryn Meurig Bach, gracias a una red de hoteles alternativos que nunca deja de sorprender, Canopy and Stars, su nombre lo dice todo...

Y, por último, están las cabañas de Bretaña.

Si alguien conoce más, por favor, que lo diga. Está colección, afortunadamente, está siempre incompleta...

Twitter: @mariafluxa

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate