5ª Avenida

Así se come en la calle

Hace años que Nueva York dejó de comer en la calle por necesidad y falta de tiempo. Ahora lo hace por gusto. Seguir los mejores carritos de comida por la ciudad o buscar un puesto gourmet improvisado en la parte trasera de una furgoneta son los nuevos pasatiempos de los amantes de la buena comida -por razones evidentes no podemos decir de la buena mesa-. 

Más de 3.000 puestos callejeros de comida compiten todos los días en esta ciudad para atraer la atención de los viandantes. La gran mayoría son esos pequeños carritos que venden perritos calientes y pretzels o una valiente mezcla de platos de comida rápida de influencia mediterránea y de oriente medio, desde gyros a kebabs, que llenan los cruces de calles y avenidas con el aromas de las especias.

Cada vez es más común, sin embargo, encontrar puestos más exóticos; furgonetas y pequeños remolques preparados para cocinar platos mucho más elaborados y exquisitos, pequeños restaurantes sobre ruedas donde en vez de reservar se hace cola y las servilletas, cuando las hay, son de papel. 

Todos los años compiten por hacerse con los premios Vendy, los "Óscar" de la comida callejera. Están organizados por la New York Food Truck Association, un organismo constituido formalmente en enero de 2011 para tratar de agilizar la burocracia asociada con estos puestos de comida. Conseguir un permiso para operar un establecimiento ambulante de comida no es barato y puede llevar más de dos meses de trámites.  

La pasada semana se celebró la octava edición. La mejor comida callejera de Nueva York, si nos guiamos por ellos, se sirve en Brooklyn, en el barrio de Red Hook. Son los tacos de Piaztlan Authentic Mexican Food. El mejor recién llegado -una categoría para puestos de comida que han aparecido durante el último año- ha ido a parar a Phil's Steak. Dicen que esta furgoneta es el único lugar en Nueva York donde un visitante de la vecina Filadelfia se tomaría uno de sus famosos cheesesteak.

El voto popular fue a parar a uno de los pocos carritos especializados únicamente en comida vegana, The Cinnamon Snail, y, ¿el mejor postre de Nueva York? Ni cupcakes ni cheeseackes. Los sandwiches helados de Melt son la nueva obsesión de los neoyorquinos.

2 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. Calendar 27.sep.2012 | 16:34

    #1

    Muy interesante ver lo que pasa en una de las ciudades mas cosmopolitas del mundo como Nueva York con la comida "callejera". La reglamentación española en esta materia resulta tan irracional, que es prácticamente imposible plantearse un negocio ambulante de comidas, pues, básicamente, están limitados a las fiestas, acontecimientos deportivos, etc... momentos esos en los que todo vale y las normas de seguridad alimentaria brillan por su ausencia... Eso si, nadie vigila a los chinos que venden bocadillos en la Gran Vía las noches en que hay ambiente. Somos un país tan avanzado y moderno, que la burocracia lo impide todo. Así nos va....

  2. annaji1012 03.oct.2012 | 18:38

    #2

    Me ha encantado este post, ya que la comida callejera me parece una idea estupenda, que es una pena que no podamos "importar" a España por motivos legales (totalmente de acuerdo con el comentario anterior!). De hecho, mil veces preferiría poder comprar algo rápido y de calidad en la calle (no nos engañemos, en EEUU no son todos burguers y hot dogs de mala calidad, sino que he probado comida casera vegetariana o asiática en la calle increible!!!) a tomar un mal menú del día en un mal restaurante, como me he visto obligada muchas veces. También he leido que hay hasta aplicaciones moviles para "rastrear" los mejores sitios de comida ambulante. viajocomprando.wordpress.com

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate