Asia en la maleta

Viajando en tren por Sri Lanka

He de confesar que los trenes tienen para mí un encanto especial. Seguramente venga de mi niñez, cuando mis padres cogían a sus nueve hijos, metían sábanas, vajillas, toallas y ropa en dos grandes baúles y tomábamos el tren Madrid-Cartagena que nos llevaría al veraneo de tres meses junto al Mar Menor. Y probablemente también entonces se forjó mi pasión por los viajes. De ellos recuerdo la emoción de dormir en las literas del coche-cama, los termos de Cola-Cao caliente y las galletas María que preparaba mi madre y lo divertido de movilizar a semejante grupo, siendo yo casi de las pequeñas y no viéndome afectada por la vergüenza que aflijía a mis hermanas mayores, a las que la camioneta que venía a buscarnos a la estación terminaba de mortificar.

Bastantes años más tarde, y siempre que viajo por Asia, me veo atraída irremediablemente por los trayectos en tren, más todavía sin son antiguos y tardan su tiempo en cubrir el trayecto. Hoy me encuentro en Kandy, en las montañas de Sri Lanka, tras haber llegado en coche desde Colombo. Mi próximo destino son las plantaciones de té, pero al saber que un tren colonial recorre el trayecto entre Gampola y Hatton, le digo a Mala, mi conductor, que me deje en la estación y me recoja 3 horas más tarde en Hatton.

La estación de Gampola se mantiene como en 1873 cuando fue inaugurada por los colonos británicos tras la conquista del último reino en caer en sus manos, Kandy. La máquina de billetes, el viejo teléfono y una máquina que según me explican sirve para que marche el tren por un proceso de tabletas que no consigo comprender, siguen igual que entonces. También herencia británica es la pompa y organización con la que los empleados de la estación llevan a  cabo la bienvenida y despedida de los trenes. “Ellos nos dejaron los trenes, la educación y el inglés,” me dice Mala. “Se llevaron mucho, pero también nos dejaron las bases para poder crecer”. A las 8.57 en punto aparece el tren y unos minutos más tarde comenzamos a subir hacia las plantaciones. El paisaje de jungla se mezcla con campos de arroz, pequeñas aldeas y estaciones con el mismo sabor colonial, en las que vendedores de agua, refrescos y aperitivos se acercan a las ventanas para unas transacciones rápidas y precisas, no hay tiempo para las vueltas o el regateo. Según el tren se acerca a Hatton, las plantaciones de té dominan el paisaje y en al distancia se ve a los recolectores con el saco a las espaldas y la espalda doblada.

Consigo billete en el último vagón, el observatorio, con una gran ventana panorámica al fondo hacia la que están orientados los asientos, en sentido contrario  la marcha, para disfrutar del paisaje de montaña y jungla. El interior es sencillo, con ventiladores en el techo y ventanas que se suben para dejar entrar el frío aire de las montañas. A los asientos no les vendría mal un nuevo tapizado, pero son cómodos y espaciosos. Disfruto del traqueteo del tren sobre las viejas vías, a una velocidad de 15 kilómetros por hora, es el acompañante perfecto para entregarse a 3 horas de no hacer otra cosa que disfrutar del paisaje e intentar organizar los pensamientos.

 

5 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. Andre Martin Andre2 27.ene.2012 | 04:05

    #1

    El viaje de tren de Campo Grande, Brasil a Santa Cruz Cruz de La Sierra y La Paz, Bolivia es mucho mas interesante y empolgante. Todo un esplendor de la naturaleza que ustedes, espanoles, no se sabe por cual razon ignoran. Nos surprende que sepan tan poco de estas tierras estando tanto tiempo por aqui.

  2. 9celdas 27.ene.2012 | 09:12

    #2

    @Andre2 Si supieras leer correctamente habrías visto que éste es un blog de Asia. Además, no debimos estar tanto tiempo cuando ni siquiera te enseñamos a hablar el castellano correctamente... Gran blog y gran lugar Sri Lanka, sin duda un sitio para visitar. Me dicen que hay unas playas sin apenas turistas que son increíbles, y los paisajes de plantaciones...para hacer fotos inolvidables.

  3. El Castigador El_Castigador 27.ene.2012 | 10:36

    #3

    #1 - No entiendo a que viene tu comentario @Andre2, se nota que aún teneis ese resquemor ahí dentro metido, despues de cientos de años.

  4. FlorianGeyer 27.ene.2012 | 11:02

    #4

    Una de las ventajas de internet, es que hasta los ignorantes supinos y maldicientes como Andre2 pueden expresar su opinión. Gracias por compartir tu experiencia Carmen. He viajado en varias ocasiones en tren por la India y es una experiencia maravillosa. Gracias a ti tengo pendiente repetir la experiencia por Sri Lanka....

  5. ViscaCatalunya 28.ene.2012 | 19:51

    #5

    tranquilos espanoles, dejad al de bolivia que de su opinion, espanoles Visca Catalunya

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate