Asia en la maleta

Los Timos de Bangkok

Lourdes y Silvia llevan sólo unas horas en Bangkok, y ya han sido timadas en dos ocasiones, al menos que ellas sepan. La primera, nada más aterrizar. Como casi todo aquel que llega al aeropuerto de Suvarnabhumi en la capital tailandesa, se dispusieron a coger un taxi de la parada oficial. Al llegar su turno le dijeron a la empleada del mostrador su destino, un hotel sencillo en la zona de Khao San. Esa debió ser la primera pista que dio a la empleada la idea de que eran material timable: alojarse en Khao San es casi comparable a llegar a Madrid y quedarse en un hostal en la Gran Vía, lo más parecido a ser un turista primerizo y presa ideal de los timadores profesionales.

Así que en lugar de pagar lo que marcara el taxímetro más el suplemento de 50 bath (poco más de 1 euro) del aeropuerto, la pícara señorita les cerró el precio allí mismo: 800 bath frente a los habituales 300, una diferencia de 12 euros que en Tailandia dan para mucho.

Unas horas más tarde se disponían con la mejor de sus intenciones a visitar el Gran Palacio, la joya arquitectónica de Bangkok. Sin embargo, al llegar cerca de la entrada poco antes de las 3 de la tarde, un señor de uniforme les dijo que el palacio ya estaba cerrado y que no podían entrar con los trajes veraniegos y algo cortos que llevaban. Rápidamente les consiguió un tuc-tuc que estaba aparcado muy cerca para llevarlas a otros sitios igualmente interesantes. “¡Qué guardia tan amable!”, debieron pensar las dos. El conductor del tuc-tuc les llevó efectivamente de paseo, por más tiendas de joyas y sastrerías de las que hubieran deseado, explicándoles que por cada tienda en la que entraran a él le darían vales de gasolina, y ofreciéndolas a cambio un paseo casi gratis.

Ninguno de estos timos constituye una gran pérdida, más allá de quedarse sin ver el Palacio Real, y sé por experiencia que Tailandia es uno de los países más seguros del mundo para viajar por libre. Pero los timos al turista abundan tanto como en nuestra cultura, y hay que estar al tanto de ellos para ir por delante y no perder tiempo ni dinero. Estos son algunos de los más habituales:

Taxis que no ponen el taxímetro: en Bangkok todos los taxis y a todas horas deben utilizar el taxímetro. Ya sea en el aeropuerto o en la calle, están obligados a hacerlo. No hay suplementos por nocturnidad o días de fiesta. En el aeropuerto se cobra un suplemento de 50 bath que se paga al conductor del taxi, pero en ningún caso se cierra el precio del trayecto en el mostrador.

Solución: siempre, bajarse del taxi y buscar otro. La mayoría de los taxistas son honestos y el conductor que se niegue a utilizar el taxímetro ya está demostrando su intención de aprovecharse del extranjero.

Día de cierre: de los más comunes. Frente a casi todos los monumentos, centros comerciales e incluso paradas de metro hay sonrientes tailandeses que informan a los turistas del cierre del lugar en cuestión por ser Día de los Monjes, y se ofrecen a recomendarles otros lugares que sí están abiertos. O desalientan a las mujeres que llevan minifaldas diciéndoles que no pueden entrar así en el templo. La sofisticación de este engaño les lleva incluso a vestirse de guardias, como en el caso de Lourdes y Silvia, o a contratar extranjeros que hacen el timo más creíble.

Solución: enterarse de los horarios de apertura con antelación, no hacer caso y llegar hasta la taquilla. En casi todos los templos importantes hay un servicio de alquiler de pareos para cubrir piernas y chaquetas para los hombros, así que nadie es rechazado a la entrada.

La brigada del cigarrillo: este me pasó no hace mucho con unas visitas que venían de España, y como recientemente publicó el periódico Bangkok Post, ocurre con bastante asiduidad. Paseando por la calle del centro, Lola buscó una papelera donde apagar su cigarrillo, y al no ver ninguna, lo tiró disimuladamente por la alcantarilla. ¡Craso error! Antes de que pudiera enderezarse, se materializó un guardia que había estado esperando el momento para llevarnos a una caseta, donde había tres guardias más y donde intentaron sonsacarnos 100 euros de multa bajo amenaza de llevarnos a la comisaría de policía. Ni ellos eran policías ni tenían autoridad alguna para llevarnos a la comisaría o cobrarnos una multa, pero para el turista que no conoce bien Bangkok y que está de vacaciones, el término “policía” conjura imágenes de películas sobre las cárceles asiáticas que consiguen asustar al más valiente . Tras rechazar varias ofertas de negociar la multa, nos marchamos sin pagar nada entre maldiciones de los guardias de seguridad, que hacen el agosto con los turistas más jóvenes e inexpertos.

Solución: mejor no tirar papeles o colillas al suelo, pero si sucede, no dejarse amedrentar, hablar con seguridad y pedir que llamen a la policía turística para que la multa sea la justa, cosa que nunca harán.

Hay algunos más, como el de las joyas, las partidas de cartas clandestinas, el adivino o el agente de viajes fraudulento. Los diez timos más comunes se recogen en esta página web que sirve también para denunciarlos.  Algunos se aprovechan de la ambición desmedida del propio turista, más que de su ingenuidad, pero casi todos ellos son inofensivos y una vez que el turista se niega a participar no tienen más consecuencias.

 

14 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. Egosum_ 21.nov.2012 | 09:53

    #11

    En menos de 24 horas en Bangkok habían intentado hacernos todos los timillos del articulo, lo bueno es que sabiéndolos es hasta divertido, ya que los thais no son muy agresivos cuando los intentan hacer y es gracioso el ataque de risa que te da cuando te vienen con cada una de estas cosas... La frontera con Camboya mereceria tambien otra entrada de por si porque sus timos son un universo en si mismo (No dan cambio por el visado, intentan cobrarte 1000 baths en lugar de los 10 dólares (es mas), te cobran 3 dólares si no llevas foto, intentan obligarte a cambiar 100 dólares a su moneda local (que no vale para nada y no usa nadie en el pais mas que apra dar cambio de menos de un dolar), intentan venderte visados falsos, si vas en bus organizado te llevan a una frontera mas aislada apra poder timarte mas a gusto, o intentan hacer que cojas un alojamiento que ellos quieren en Siem Reap, etc...) C_P, no se que te paso en Bangkok, pero tu te la pierdes..es una ciudad con una vida y oferta de ocio enorme, muchos monumentos de primer orden y numerosisimas excursiones "obligadas" a un par de horas de viaje. La principal metropolis del sudeste asiatico (quitando Singapur...pero eso es otra cosa, demasiado primer mundista) y una parada obligatoria para cualquier turista o viajero

  2. PACOYVEROTRAVELS 19.mar.2013 | 13:18

    #12

    Casi todos los timos que relatas los sufrí yo con la premisa de que ya iba advertida!! Una vez llegue a parar hasta 10 taxis porque ninguno de los anteriores me quería poner el taxímetro. Luego en mi segunda visita al palacio real me informaron de que por esa puerta no se podía entrar jejeje y ya el ultimo y que si caímos fue con un cambiazo de un billete de 1000 baths por uno de 100 y que el taxista decís que no nos dejaba bajarnos del coche hasta que no le diéramos uno de 1000!! Por lo demás es una ciudad segura y fácilmente visitable...pero claro hay que ir advertidos de los timos!!

  3. Raul Abalo Enmascarado 11.abr.2013 | 23:22

    #13

    Queria agregar respecto al taxi desde el aeropuerto que si vas por la autopista tienes que pagar los 75 Baht de los peajes, y que a ciertas horas pico los taxistas no te llevan sino fijas un precio.-

  4. Carlos Martin Lopez CARLOS0041 04.oct.2013 | 13:52

    #14

    Si en parte es cierto pero concordarás en que a veces los taxis, cuando les dices que te lleven a un centro comercial, por ej. MBK, se encuentran que hay mucho tráfico, y cuando digo mucho, es muchisimo, y el colapso es tremendo, y ellos conocedores te dicen que les pagues 100BT por llevarte. Aqui se trata de que para llegar será una odisea y ellos para salir de alli, otra. Es cierto que a veces por la noche tambien te exigen una tarifa fija, pero un taxi en Bangkok (todos son Toyota Corolla) que pagues 50 o 60 Bt no es ninguna fortuna. Ojala tuvieramos en España ese nivel de precios de los taxis, por que viajaría en taxi en vez de usar mi coche. Los timos están mas bien en las compras en que todo es falso y a veces de mala calidad, también a veces he comprado cosas de muy buena calidad. Lo que enamora es el precio y su felicidad en vendertelo

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate