Álbum

Oporto de ayer, hoy y siempre

No pasa el tiempo por el Oporto de las fantásticas perspectivas barrocas, los puentes sobre el Douro, las vistas desde la Torre dos Clérigos, los vinos y los rabelos, las tardes lluviosas, los cafés en el Majestic. Oporto es eterno.