Segovia, a través de sus piedras

por PATRICIA OSUNA

Monumento Histórico-Artístico desde 1884, el Acueducto constituye el símbolo heráldico de Segovia. Bajo su arquitectura protectora, la ciudad ha vivido los capítulos más relevantes de su historia. Los visigodos siguieron utilizando el Acueducto de los romanos (siglo II d.C.) y, tras la invasión musulmana, el Acueducto supo mantenerse en pie a pesar de los ataques. En el siglo XV, la labor de fray Juan de Escobedo consiguió devolver al monumento su esplendor original. Fue entonces cuando la Virgen y San Sebastián sustituyeron en las hornacinas a los originales dioses romanos protectores de la ciudad y de las aguas.

Logo de elmundo.es

© Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad