hotel barcelona
Entrada del hotel Neri, que ha sabido combinar con acierto las sensibilidades contemporáneas con siglos y siglos de Historia.

Gastro

De La Boquería
al Neri

Este viaje conjuga los verbos saborear, descubrir y aprender. Y lo hace en dos lugares únicos de Barcelona: en el mítico mercado de las Ramblas y en el único Relais & Chateaux de la Ciudad Condal.

Si cuando viaja busca saborear, descubrir, aprender, siga leyendo porque esta noticia va a interesarle. Nos referimos a la propuesta del Hotel Neri de Barcelona, que conjuga esos tres verbos en una experiencia única —abierta tanto a sus clientes como a los que no se hospedan en él—, dándole una nueva dimensión a esa placentera necesidad que es comer.

De la Boquería al Neri, se llama. Y como su nombre indica propone hacer la compra en el mítico mercado barcelonés acompañado por el chef del Neri, Benito Iranzo, para acabar degustando ya en el restaurante del hotel un menú elaborado con todo aquello que se ha comprado. Pero siendo fieles a la realidad, así sólo es en resumen, contado muy sucintamente.

El Neri Restaurant, un espacio íntimo, noble y acogedor.

Porque la experiencia en sí es infinitamente más completa. Por varios motivos. El primero es el mismo hotel Neri. Si decimos que es el único Relais & Chateaux que hay en la Ciudad Condal podrán suponer a qué nos referimos. Ubicado en el Barrio Gótico, el Neri es un hotel boutique de 22 habitaciones muy especial, íntimo, que ha sabido combinar con acierto las sensibilidades contemporáneas con siglos y siglos de Historia.

El cocinero, el guía

Benito Iranzo y Ramón Cabau.

El segundo es el propio Benito Iranzo. Curtido en los fogones de Sergi Arola, Martín Berasategui y Neichel, borda una cocina creativa, ecológica y mediterránea. Pero casi más importante que su curriculum es su conocimiento, su personalidad encantadora y un talante nada divo. Con él llega el tercer motivo: Descubrir La Boquería.

En el corazón de Las Ramblas, este lugar emblemático de Barcelona tiene un encanto que en parte se diluye cuando lo atraviesan hordas de turistas. Por eso, no hay nada como tener un guía experto para moverse por él como un local más.

Iranzo nos lleva a los mejores puestos, nos cuenta historias, habla con los payeses, se encuentra con personajes míticos de la restauración barcelonesa, como Isidre de Ca’l Isidre. Él rememora historias que sucedieron allí mismo, como el día en que murió Ramón Cabau, y como cuando le despidieron y le rindieron homenaje paseando su ataúd por el mercado. Y así por un momento uno se zambulle en el pasado de una ciudad auténtica que poco tiene que ver con la que sale en las guías turísticas.

Los dos viajes

La vida ajetreada entre los puestos, el espectáculo que deparan incluso, nos trae de vuelta la realidad que puede terminar, por ejemplo, con un café y un xuxo en el Bar Pinotxo. Es el momento de partir. Y ponerse manos a la obra. Iranzo vuelve a la cocina y en unas horas todo los alimentos que hemos comprado, frescos, de temporada, acabarán servidos en la mesa.

De La Boquería al Neri, del mercado al plato (y viceversa).

He aquí el cuarto motivo memorable: Todo está delicioso, desde lo más sencillo —como el pan que traen de Pa Solà, en Argentona— hasta los platos que compone Iranzo. Es la última parada por este viaje físico durante un mañana por los productos de la tierra que ofrece La Boquería, pero también de un viaje a través del paladar que durante mucho más tiempo permanecerá en el recuerdo.

| Neri Hotel & Restaurant. Relais & Chateaux. C/ Sant Sever, 5. 08002 Barcelona. Tfno: 93 304 06 55. Web: www.hotelneri.com. Precio: 150 euros.