Foto

Destino Vodafone

¿Qué hay de nuevo en Viena?

Sólo hay que subirse a la Torre Bahnorama para comprobarlo. La capital de Austria se encuentra en plena renovación urbana, con obras por todas partes. Pero también hay muchas otras novedades en lo que se refiere a hoteles, restaurantes, salas de conciertos... sin olvidarse de la incombustible Sisí, que siempre está de moda.

  • Imprimir esta noticia
  • Enviar a un amigo
  • A-A+
  • Comentarios (2)

1. Skylink, la nueva terminal del aeropuerto

La primera novedad en Viena se tiene en el mismo aeropuerto, donde se acaba de inaugurar Skylink, una terminal ultra moderna de más de setenta mil metros cuadrados, construida en hormigón, acero y vidrio negro. Uno de sus principales atractivos es la oferta gastronómica. Entre los 18 locales estacan Indochine Light, un restaurante asiático con cocina a la vista, y De Canto, una vinoteca, con tienda incluida. La forma más rápida y cómoda de trasladarse al centro sigue siendo el CAT (City Airport Train) que opera desde la terminal hasta Wien Mitte, la estación más céntrica de la ciudad. Funciona desde las 5.38 de la mañana hasta las 23.38h. El viaje dura 16mm y cuesta 12 euros.

2. Nueva sala para los niños cantores

A partir de diciembre no sólo se van a poder escuchar las voces de los Niños Cantores de Viena en las misas del domingo, en la Capilla del Hofburg (de septiembre a junio), y cada viernes en los conciertos de música clásica del Musikverein, durante los meses de abril, mayo, junio, septiembre y octubre. También en el nuevo Musikzentrum de Augarten (Obere Augartenstrasse, 1) en cuyo palacio barroco ya tienen su sede desde 1948. El edificio histórico va a seguir albergando la escuela y el internado mientras que la nueva edificación diseñada por Archipel Architektur incluye una sala de conciertos con capacidad para más de cuatrocientos espectadores y un centro de música y teatro para niños y jóvenes. Y todo ello en uno de los rincones más hermosos de la ciudad, el Distrito 2.

3. Hoteles de todos los colores

Hay tantos hoteles nuevos que cada uno va a encontrar 'el suyo'. Para los que les resulta excesivamente 'bicho raro' el deslumbrante Sofitel Stephansdom de Jean Nouvel seguramente disfrutaran del recién estrenado primer Ritz-Carlton de Austria ubicado en cuatro antiguos palacios del S.XIX del mismo Ring. De las 202 habitaciones nada menos que 43 son suites que gozan del servicio exclusivo del Club Level. La decoración es suntuosa pero con ese toque moderno y profundamente confortable que caracteriza los hoteles de esta excelente cadena americana ahora subsidiaria de Marriott. Por otra parte destaca su oferta culinaria. Su restaurante Dstrikt apuesta por una cocina austriaca auténtica y sin pretensiones. Por otra parte, si el presupuesto es más limitado otras opciones muy recomendables son el Daniel que se encuentra muy cerca del Palacio Belvedere y entra dentro de esa clase de hoteles chic alternativos de diseño, o el divertido 25 Hours Hotel en el Museum Quartier, que recrea el mundo del circo.

4. Nuevos restaurantes en el casco antiguo

En el capítulo gastronómico hay sorpresas por muchos barrios pero las más sorprendentes se encuentran en el mismo casco antiguo comenzando por el Albertina Passage, un original y lujoso restaurante, club, discoteca ubicado en un antiguo pasaje subterráneo cercano a la Opera. Después llama la atención Freyung 4, escondido en el mismísimo Palais Kinsky. Se podría definir como una combinación de restaurante con terraza especializado en cocina moderna vienesa. Más sofisticado aun, el Dom Beisl junto a la Catedral de San Esteban, ofrece una cocina fusión con el sello de Harald Riedl y una carta de vinos que supera las seiscientas etiquetas. Y también hay novedades en el lujoso Fabios, donde se ha incorporado como nuevo chef Joachim Gradwohl (antes en el restaurante Meinl am Graben) que vuelve a las raíces apostando por productos regionales de alta calidad.

5. Sisí cumpliría 175 años

El 24 de diciembre la Emperatriz Isabel hubiera cumplido su 175 cumpleaños y para celebrarlo la ciudad rinde un renovado homenaje a su personaje más carismático con una serie de exposiciones y eventos comenzando con una nueva versión del musical Elisabeth en el Raimund Theater. El Hofmobiliendepot (Museo del Mueble) dedica por su lado una exposición dedicada a los viajes de Isabel a Corfú, donde la emperatriz se hizo construir el palacio del Aquileón, además de Sisí en el cine, una exposición permanente centrada en la legendaria trilogía cinematográfica Sisí, obra de los años 50 y con Romy Schneider como protagonista. Otro lugar indispensable para los aficionados a Sisí es el Palacio de Schönbrunn, la residencia veraniega de la familia Habsburgo. En el Museo de Carruajes Imperiales del palacio (Wagenburg) puede seguirse el 'Sendero de Sis'í, que conduce al visitante desde su boda hasta su trágica muerte en 1898. Y para terminar de manera dulce, se puede pasar por la pastelería Demel (antiguo proveedor de la Casa imperial) en Kohlmarkt 14, que sigue produciendo las violetas escarchadas que tanto gustaban a la emperatriz.

6. La Villa Klimt reabre sus puertas

Como colofón del año Klimt se acaba de abrir al público la Villa Klimt, la casa taller en Feldmühlgasse, 11 en el distrito 13 donde vivió y trabajó el artista austriaco desde 1911 hasta su muerte en 1918. En la parte baja se ha reconstruido su estudió con todo tipo de detalles gracias a las fotografías y descripciones que se conservan de aquella época. Todavía hasta principios de enero de 2013 se puede ver la gran exposición que se le ha dedicado en el Belvedere Alto con motivo de su 150 aniversario y donde se incluyen gran parte de sus obras maestras incluido su famoso Beso. Por otro lado, también hasta esa fecha, se va a dejar el puente andamio en el KunstHistorisches museum, que permite ver de cerca las obras que realizó, a principios de su carrera, en los intercolumnios y las enjutas de la escalinata principal.

7. Nuevos espacios para el arte

El nuevo gran museo de Viena es sin duda 21er Haus, una institución dedicada al arte austriaco de la segunda mitad del S.XX y principios del XXI dentro de un contexto internacional, ubicada en el carismático edifico que representó a Austria en la Exposición Universal de 1958 en Bruselas, diseñado por Karl Schwanzer. Se encuentra muy cerca del Belvedere y se puede combinar su visita con las exposiciones que se muestran en el antiguo palacio del Príncipe Eugenio de Saboya. También se acaba de abrir al público el Atelier Augarten, un anexo del 21erhaus que se encuentra en el antiguo estudio que el escultor Gustinus Ambrosi tenía en el romántico parque de Augarten. En un principio sus actividades están ligadas a la Fundación Thyssen-Bornemisza Art Contemporary. Desde el pasado junio la antigua panadería Anker (Absberggasse 27, Distrito 10) se ha convertido en la Galerie OstLicht, un escaparate de verdadero lujo para dar a conocer la mejor fotografía que se hace en el mundo en estos momentos. Y por último, la red de metro vienesa sigue ampliando su espacio dedicado al arte acogiendo un nuevo pasaje dedicado a la cultura, por debajo de Karlplatz, rediseñado por Peter Kogler.

8. Un refugio para Urbanautas

Para los que busquen un lugar distinto donde alojarse la ciudad se propone el proyecto Urbanauts de los arquitectos Kohlmayr Lutter Knapp. Un concepto ya desarrollado en otras ciudades como Linz, pero que en Viena puede adquirir una nueva dimensión. Se trata de convertir locales comerciales vacíos de unos 25 metros cuadrados en habitaciones de hotel. Cada una será diseñada por un artista de la zona y la idea es tener varias en cada barrio. El primero de estos street lofts se encuentra en una antigua sastrería del distrito 4, cerca de la futura estación Central. Cuenta con un cuarto de baño completo que incluye un pack de productos orgánicos, televisión, música, internet, minibar, chucherías y dos bicicletas de uso gratuito. Por otra parte todos los demás servicios están en el vecindario, como el Spa (hay un hammam en frente), el bar cafetería, para el desayuno o la cena (también a dos pasos). Se entrega al cliente un mapita con todos los detalles para disfrutar al máximo del barrio y de su estancia en Viena. ¿El precio? 120 euros.

2 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. annaji1012 21.sep.2012 | 09:33

    #1

    Gracias por descubrirnos la "cara moderna" de todo un clásico como Viena. Una escapada altamente recomendable, por todo: sus museos, sus palacios, sus impresionantes avenidas, la maravillosa tarta Sacher, su catedral, su gastronomía...y por todo lo nuevo que nos descubris en este artículo! Recuerdo haber comido en un restaurante de comida Kosher en el centro de Viena, impresionante! viajocomprando.wordpress.com

  2. fm1721 23.sep.2012 | 01:45

    #2

    Hay mucho sucediendo en Viena. Es una gran ciudad para el arte callejero, la cultura, los museos, estilo de vida, el senderismo y el ciclismo y el partido. He aquí algunas impresiones: http://www.fm1721.com/experience/europe/austria/

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate