Foto

Escapada

Ostia, vacaciones romanas

Esta es la playa de Roma, el rincón del Tirreno adonde acuden los romanos a tostarse de día y a darlo todo de noche. Y lo que es de verdad extraordinario, aquí se levanta una ciudad antigua al estilo de Pompeya, aunque sin mareas de turistas.

  • Imprimir esta noticia
  • Enviar a un amigo
  • A-A+
  • Comentarios (10)

Hay dos Ostias, con perdón. Una es la moderna, la del puerto deportivo y los stabilimenti, esos clubes playeros donde no falta de nada para disfrutar del sol. La otra es Ostia Antica, una ciudad-puerto de hace más de 2.000 años, a sólo media hora de Roma.

Es menos conocida que Pompeya, entre otras cosas porque Ostia Antica no tuvo un final tan dramático. Pero como aquélla, ésta es una ciudad romana que ha llegado prácticamente entera a nuestros días, y en cierto modo resulta para algunos más interesante que la mítica ciudad del Vesubio ya que sirvió de estratégico puerto comercial.

Además de sentir el sol y la brisa del Mar Tirreno, en Ostia puede uno sumegirse en el día a día de lo que fuera una efercescente metrópoli. Sus ruinas son un relato completísimo de la vida cotidiana de Roma, y de cómo se defendió y se abasteció el grandioso imperio. Es fácil -y recomendable- perderse entre la maraña de templos, tiendas y edificios públicos donde no llegan las hordas de peregrinos, turistas y otras mareas humanas que sientan plaza en la grandiosa y abarrotada 'ciudad eterna'.

El puerto de Roma

Ostia significa boca en latín. Era el lugar donde el Tíber se encontraba con el Mediterráneo (hoy la desembocadura está más allá debido a siglos de sedimentación). La colonia se fundó en el siglo IV a.C. como un puesto militar para proteger Roma y con los siglos pasó a convertirse en su principal puerto comercial de la capital imperial. En su apogeo, hacia el siglo II, llegó a tener hasta 38 termas y 50.000 habitantes.

En Ostia quedan restos de lo que fueron almacenes, galerías de tiendas, casas de pisos, bares, molinos de pan, lavanderías, baños públicos... aunque también se han excavado palacios, templos cristianos y emitreos. Es un lugar único para viajar en el tiempo.

Deambulando entre los edificios antiguos tropezará aquí y allá con fantásticos mosaicos con motivos marinos, frescos de color rojo pompeyano y columnas esculpidas con figuras de animales. El espectacular teatro fue construido en tiempos de Agripa. Hoy, en la época estival, acoge todo tipo de espectáculos culturales: conciertos, representaciones teatrales, ballet, cabarets, etc.

Si Pompeya sufrió una muerte súbita, Ostia padeció una lenta agonía, como el propio Imperio Romano, hasta quedar expoliada, vacía y, lo que es peor, olvidada. Volvería a poblarse en la Edad Media, y de ahí el Borgo de Ostia, a escasos metros de las ruinas, donde se levanta un castillo de la época.

La playa romana

En vez de regresar a Roma, merece la pena acercarse a la playa (sólo dos paradas más de tren) para conocer la otra cara de Ostia y ver a los romanos en su salsa. El Lido di Ostia es, de hecho, el litoral más cercano a la capital y el más popular entre los romanos por sus hoteles, restaurantes, balnearios y clubes náuticos, conocidos como stabilimenti.

Estos clubes son en realidad los auténticos dueños de esta playa de arena oscura de Ostia, puesto que para extender la toalla no hay más remedio que utilizar sus servicios -previo pago de unos 50 euros al día-. Se encuentran, eso sí, en primera fila del atardecer tirreno y una vez que caiga la noche comprenderá por qué Obelix, aunque en otro contexto, decía aquello de «están locos estos romanos».

10 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. Ricardoprofe 25.may.2012 | 07:47

    #1

    Grupos escolares, por ejemplo, recorren los yacimientos de Pompeya y Herculano, aprendiendo con sus guías y prosores, o viajeros cultos. Si, son numerosos, pero llamar rebaños a los turistas interesados en Historia, Arqueología, me parece una ofensa injustificada.

  2. frg92552 25.may.2012 | 10:07

    #2

    Ricardo, si nos preocupáramos menos por la semántica y mas por el contenido mejor nos iría. Es cierto que mucha gente que va a visitar ruinas (las de Pompeya o cualquier otras) están interesados por la historia. Pero también es verdad que hay mucha gente que va a estos sitios sin ningún interés y en lo único que están pensando es en el mercadillo que acaban de ver o en ir a comprar a aquella tienda. Ya, yo tampoco he entendido nunca como una persona paga un dineral por un viaje sin tener ni idea de lo que va a ver y si le interesa. Solo porque su vecino o amigo ha dicho que fue y le gustó mucho. Pero la realidad es que es así. Por otra parte, independientemente de que también haya mucha gente que va con respeto y ganas de ver las cosas la realidad es que visitar un sitio de este tipo a la vez que unos cuantos miles de personas no ayuda. Prueba a visitar las ruinas de Efeso coincidiendo con el día en el que llegan todos los barcos de crucero y me cuentas que te ha parecido.

  3. Jacinto Sanchez jcd 25.may.2012 | 10:30

    #3

    Pompeya es una lugar mágnifico. Hay turistas como en todos los sitios, pero con el audioguía y un poco de lectura se puede entender cómo era la vida en el imperio Romano. La visita es muchísimo más completa que acudir a ver las ruínas de Ostia .Ah y por cierto si se visita Pompeya hay que ver el museo arquelógico de Nápoles dónde está la mejor colección de pinturas eróticas de la antiguedad, procedente de las villas de Pompeya. Si queréis ir y os apetece leer un poco sobre lo que os vaís a encontrar os dejo un pequeño fichero en pdf Pompeya lee-gratis

  4. Jose Uuu Iii opinator66 25.may.2012 | 11:23

    #4

    "Un pedante es un estúpido corrompido por los estudios" Cierto que hay gente sin formación específica en historia o en arte que acude a estos sitios solamente por hacer turismo, y que no distingue el jónico del corintio, pero...¿Limitamos el acceso a estos lugares para que solo accedan eruditos ? ¿O hacemos un examen de acceso, tipo selectividad, para poder acceder a las ruinas de Éfeso? Propongo, en tal caso, que al museo del ferrocarril de Madrid sólo puedan acceder Ingenieros y peritos industriales, que entienden lo que están viendo. Y al Prado exclusivamente licenciados en Bellas Artes...

  5. David Garcia De Lucas dglucas 25.may.2012 | 11:45

    #5

    Estuve hace unos años en Ostia y lo que pensaba que iba a ser una visita de un par de horas, se convirtieron en 4-5 horas. A pesar de la lluvia que caía me pareció un sitio espectacular, no complarable a Herculano y Pompeya, por supuesto. Además no estaba masificado. Si se va a Roma, altamente recomendable.

  6. joecuc2 25.may.2012 | 12:17

    #6

    Yo no veo mal que vaya mucha gente. Estoy convencido que las visitas a lugares arqueologicos del turismo masivo habrá despertado la curiosidad de mucha gente por el mundo antiguo

  7. 8092 25.may.2012 | 19:04

    #7

    Estoy algo de acuerdo con todos los comentarios. Me recuerda a la visita relámpago, gracias a la escala de un crucero (sic), que hice a Rodas. Al ver la calle principal, me dio la risa: casi no se veía nada de los edificios por la cantidad de camisetas y todo tipo de artículos colgados de las tiendas y restarurantes que llenan las dos aceras. Gracias a dios, en la calle de las "embajadas de los cruzados" ni un comercio, supongo que impuesto por alguna declaración de protección internacional; resultado, en esta impresionante calle no había nadie; en la otra no se podía andar de la gente que había. De risa, por no llorar, es lo que pasa todos los días en muchos otros sitios "parecidos", como Florencia. No conozco Ostia pero, por todo lo dicho, recomendaciones como esta son muy de agradecer porque seguro que todavía quedan muchos sitios así...además de la soledad de la naturaleza, tan recomendable o más que los cascos antiguos monumentales, yacimientos arqueológicos, museos....

  8. Disidente 29.may.2012 | 00:30

    #8

    No sé si hay que pedir acreditaciones para poder visitar determinados sitios. No quiero parecer elitista, y creo que la cultura debe ser para todos. Pero a veces... No he podido disfrutar de algún lugar de gran significado histórico o artístico por la multitud de "turistas-borregos" a los que sus turoperadores llevaron allí, y ni saben lo que están viendo, ni les interesa. Por último, sólo un ejemplo: un día cuando estudiaba iba hacia mi facultad cruzando la plaza del Obradoiro, en Santiago: la Catedral, el Hostal de los Reyes Católicos, el Pazo de Raxoi y el Colegio de San Jerónimo. Delante, dos mujeres jóvenes, de fuera de Galicia, y una niña. La niña dice: "Mamá, ¿vamos a ver la catedral?". Respuesta de la madre: "No, ya vimos la de León y las catedrales, vista una, vistas todas". Si es que...

  9. annaji1012 29.may.2012 | 20:36

    #9

    Me ha encantado el post, y ya estoy deseando escaparme a Ostia. Me apasiona Italia, y en concreto, Roma, y nunca me faltan excusas para escaparme. Siempre disfruto encontrando nuevos sitios, especialmente aquellos a los que van los locales y que no tienen los menús en mil idiomas...Sin duda, Ostia me va a encantar! http://viajocomprando.wordpress.com/

  10. Anaviajera 08.ago.2012 | 13:39

    #10

    Hola: Había oído Ostia al entrar en Roma desde el aeropuerto imaginando que sería un barrio más del extrarradio de la ciudad eterna, no pudiendo imaginar lo que realmente se podría encontrar allí. La próxima vez que visite mi preferida Roma es seguro entraré en Ostia. ¡Graicas! http://www.fogg.es

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate