Algunas de las suites donde el matrimonio que toca a su fin se aloja durante un fin de semana.
Algunas de las suites donde el matrimonio que toca a su fin se aloja durante un fin de semana.

El hotel del divorcio exprés

Para cuentos de hadas sin final feliz se ha inventado el Divorce Hotel, una escapada de fin de semana que contribuye a hacer las separaciones menos traumáticas. Las parejas se registran en el hotel el viernes y el domingo, cuando se van, su matrimonio ha terminado.

  • Imprimir esta noticia
  • Enviar a un amigo
  • A-A+
  • Comentarios (11)

Los hay que acuden a un hotel para casarse, celebrar su luna de miel o su enésimo aniversario, para descansar en familia o para solazarse con una aventura fugaz... Y ahora, también, podrá reservar un fin de semana bucólico para divorciarse.

El Divorce Hotel (que no es un hotel, sino muchos, como ahora explicaremos) es el primer alojamiento del mundo en ofrecer una ruptura exprés para aquellas parejas que quieran terminar su relación de una forma amistosa.

El artífice del proyecto es el empresario neerlandés Jim Halfens: «Después de ver el arduo proceso de divorcio de algunos amigos y comprobar la cantidad de tiempo, dinero y energía que perdían en el camino, decidí que el divorcio debía enfocarse como un nuevo comienzo. Y cuanto más rápido y menos traumático, mejor», declara a Ocholeguas.com.

Así que el 14 de febrero de 2011 -toma paradoja, San Valentín- puso en marcha su Divorce Hotel, por el que ya han pasado 15 parejas. «La cifra puede parecer modesta, pero hay que tener en cuenta que no todas las parejas que solicitan nuestros servicios pueden acceder a ellos. Que quieran divorciarse en términos amistosos es fundamental», apostilla Halfens.

Dormir separados, desayunar juntos

Una vez aprobada su solicitud, Halfens invita a sus clientes a preparar el equipaje para tres días acompañado de grandes dosis de paciencia y buena disposición. El matrimonio se alojará en uno de los varios hoteles-boutique de cinco estrellas con los que colabora el Divorce Hotel. Según Halfens, las parejas hacen la reserva de forma conjunta, duermen en habitaciones separadas y los desayunos y las comidas las hacen en mutua compañía.

Jim Halfens.

A lo largo del fin de semana un equipo de profesionales (mediadores, abogados, psicólogos, notarios, agentes inmobiliarios...) les ayudará a poner fin a su matrimonio. En algunos casos, los huéspedes llegan a estar tan cómodos y desenvueltos que aprovechan el tiempo libre para hacer alguna visita turística por los alrededores.

Las tarifas parten de los 2.499 euros e incluyen las dos noches de hotel en un alojamiento cinco estrellas con diversos servicios (extremadamente necesarios bajo estas circunstancia) para aliviar tensiones: sauna, jacuzzi, carta de masajes, restaurante y cafetería..., así como el asesoramiento y todos los trámites legales.

Por el momento, el Divorce Hotel se ha puesto en marcha en Países Bajos para ciudadanos neerlandeses, aunque su promotor no descarta llegar a España a corto plazo («Y en ese caso, nos estableceríamos en Madrid»).

| Más información: www.divorcehotel.com/en/

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate