Hoteles con firma

Foto

Hotel con firma

Moods, un hotel para diferentes estados de ánimo

Luces que cambian imperceptiblemente, paredes de cantos rodados, cuentos que envuelven pasillos, habitaciones y baños... Moods es un refugio muy especial en el corazón de la capital checa.

  • Imprimir esta noticia
  • Enviar a un amigo
  • A-A+
  • Comentarios (1)

Praga está cada día más llena de sorpresas. Como este hotel casi secreto. Moods está situado en pleno corazón de Staré Mesto, la ciudad antigua. A muy poca distancia de la Plaza de la República o de la emblemática Staromestské Namesti, pero en una calle tan tranquila que parece encontrarse en otro mundo, muy lejos de los miles de turistas que llenan de forma permanente el centro de la ciudad. El sobrio edificio que ocupa apenas nos deja intuir que en su interior se esconda uno de los hoteles más originales de la capital checa.

Restaurante.

La discreción es tan absoluta que es fácil pasar de largo. Qué sorpresa sin embargo cuando se abre la puerta del número 28 de la calle Klimentska. Que nadie se espere un gran hall de entrada o una decoración apabullante. Todo lo contrario. En Moods lo importante son los detalles. Lo primero que llama la atención es una pared de cantos rodados enteramente cubierta de musgo.

Más allá, otra hecha con troncos de bambús. Pero sobre todo destaca un cuidado muy especial en la iluminación que de forma imperceptible va cambiando sin casi darnos cuenta. La recepción no puede ser más acogedora y al mismo tiempo casi invisible. Como en tantos buenos hoteles al huésped se le invita a sentarse mientras se realizan los trámites de entrada y después la misma persona que lo ha atendido lo acompaña a su habitación.

Es cierto que sólo cuenta con unas cincuenta habitaciones, pudiéndose permitir este trato tan personal. Pero es algo que se agradece sobre todo cuando se trata de un hotel tan comprometido con el diseño contemporáneo, absolutamente cargado de adivinanzas y nuevas tecnologías. Sus autores han sido Vladimir Zak y Roman Vrtiska, dos jóvenes arquitectos de interiores con un ya largo e imaginativo currículo.

Una habitación... de cuento

Llama la atención la variedad de materiales utilizados, del cemento a la madera pasando por el cristal, el plástico o el sinfín de lámparas distintas y la original señalización que al llegar a nuestro piso se hace aún más críptica. Cada habitación tiene un número pero también una frase que se puede leer frente a ella en el techo del pasillo.

Cada habitación tiene un número pero también una frase

Al entrar en la habitación esa frase continua en la pared principal para luego prolongarse en la mampara del baño. Forman parte de los diferentes relatos de Las tres llaves de oro de Peter Sis, el dibujante, cineasta y escritor de literatura infantil más querido de Chequia.

Este libro dedicado a Praga tiene una historia muy especial ya que fue el último proyecto de Jacqueline Kennedy Onassis cuando trabajaba como editora para Doubleday. El libro, que se puede consultar en la recepción, nos adentra en una ciudad misteriosa y legendaria muy alejada de la que conocemos hoy en día y que de alguna forma nos ayuda a comprender su verdadera idiosincrasia.

Toques artesanales

Pero la originalidad de las habitaciones no se limita a su relación con la literatura. A pesar de sus limitado tamaño está cuajada de pequeñas maravillas como ese colchón sueco artesanal de la casa Hästens, para muchos especialistas uno de los mejores del mercado, conocido por su funda de cuadros azules y blancos que para este hotel se ha transformado en marrón y blanco. Su mejores cualidades están escondidas en el somier, hecho de diferentes capas y texturas.

Cuentos en la pared.

El colchón propiamente dicho solo funciona como amortiguador final. Por otra parte, en la caja fuerte se esconde un enchufe para que tanto el portátil como el teléfono o el iPod puedan recargarse mientras estamos fuera. La ducha es perfecta pero quizás el detalle más curioso sea la posibilidad de cambiar el color ambiente de la habitación según el estado de ánimo en el que nos encontremos. Puede ser blanca, amarilla, roja, morada, azul o verde.

Se ha cuidado de forma especial la oferta del desayuno incluyendo diferentes opciones según nuestras propias costumbres y necesidades. El spa es pequeño pero con un diseño muy cuidado y ofreciendo todo tipo de tratamientos aunque especialmente enfocados en masajes tailandeses.

1 » Comentario ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. josemanu2009 09.nov.2011 | 14:36

    #1

    Visita muy recomendada a una de las ciudades mas visitadas de Europa. En esta guia, bastante completa, puedes encontrar muchos detalles de Praga: http://www.sientepraga.com

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate