Gran Lujo

Elegancia africana a orillas del salvaje Atlántico

Entre dunas e inmensos bosques se levanta el moderno Sofitel Essaouira Mogador Golf & Spa. El colosal edificio, integrado a la perfección con la naturaleza que lo rodea, cuenta con 147 habitaciones y 28 villas.

  • Imprimir esta noticia
  • Enviar a un amigo
  • A-A+
  • Comentarios (4)

Situado en el corazón del denominado triángulo de oro marroquí, Sofitel Essaouira Mogador Golf & Spa guarda una especial relación armónica con su entorno. Este hotel de cinco estrellas está acordonado por un enorme parque natural con dunas y bosques bañados por espectaculares playas vírgenes. El lobby de estilo étnico donde se sitúa la recepción proporciona un aroma fresco y tranquilo que advierte una estancia de ensueño. En él nos recibirán con té caliente y dulces típicos marroquíes, acompañados por música en directo.

Las habitaciones son amplios rompecabezas con puertas correderas que permiten jugar con el espacio a nuestro antojo. El diseño moderno se combina con las raíces arquitectónicas beréberes, predominando los tonos azulones y anaranjados que se funden con enrejados arabescos de madera. La terraza guarda agradables vistas al campo de golf de 18 hoyos o a las piscinas, con el salvaje Océano Atlántico y la pequeña Isla de Mogador de fondo.

El complejo dispone también de amplias villas de 133 metros cuadrados- algunas de ellas con piscina privada- rodeadas de verdes jardines con vistas al mar. Estos lujosos bungalows tienen dos dormitorios, salón, comedor-cocina y uno o dos cuartos de baño. Dos de estos apartamentos han sido diseñados en exclusiva por Lacoste, y el precio incluye mayordomo privado y chófer (en coche de golf).

Cultura y relax en un mismo destino

Los cuatro restaurantes del hotel ofrecen una completa variedad gastronómica. Le Cafe Kabah, especializado en cocinas del mundo, propone una aventura culinaria de sabores exóticos a base de mezclas de especias, en un salón que mimetiza a la perfección con el entorno debido a sus tonalidades marrones. L'Ateliers aux Arômes es el preferido de quienes adoran la cocina gourmet. Este restaurante une la sofisticación de la gastronomía francesa con los sabores especiados beréberes.

L'Ateliers aux Arômes fusiona la sofisticada cocina francesa con el sabor típico beréber

Situado en el Campo de golf de Mogador, Le Club House, cuya especialidad son las parrilladas, se enclava en un contexto elegante. Por último, L'Atlantique, junto a la piscina principal, sirve pescados y mariscos de la zona cocinados al estilo tradicional marroquí. Además, el hotel cuenta con tres bares que componen una sofisticada oferta de ocio nocturno y diurno, con cócteles de frutas y música en directo, un marco incomparable para disfrutar de las espectaculares puestas de sol africanas.

El complejo consta de tres piscinas: una de ellas es natural y recibe agua del Atlántico. Es más que recomendable si nos alojamos en este hotel dejarnos mimar en el Spa y como no, probar el Hammam, una modalidad de baño de vapor marroquí cuyo objetivo es limpiar el cuerpo y ofrecerle un bienestar total. Después de 15 ó 20 minutos en la sombría sala de vapor, nos untaremos en jabón negro de aceite de oliva para después masajearnos con el kessa, un guante exfoliante que elimina la piel muerta. Después alternarnaremos el baño en piscinas de agua fría y caliente y para terminar, una sesión de talasoterapia o un masaje tradicional son dos de las opciones más tentadoras.

4 » Comentarios ¿Quieres comentar? Entra o regístrate

  1. elalba 17.nov.2011 | 20:41

    #1

    Me ha encantado el hotel, es maravilloso, espero poder ir en cuanto pueda

  2. Antonio Guerrero andalus 17.nov.2011 | 21:03

    #2

    Estupendo, hagamos como en Matalascañas, destrocemos esa Doñana que se había salvado milagrosamente. Y encima digamos que el hotel, el cesped y los campos de golf están integrados en el entorno. Este reportaje es para denunciarlo.

  3. Patricia5986 18.nov.2011 | 11:09

    #3

    Hay que ser demagog@. A lo mejor los que tanto hablan y crítican viven en medio del bosque sin agua corriente, luz ni electricidad, para "preservar el medio ambiente". Un poquito de por favor, que para un reportaje que nos permite evadirnos de la rutina...

  4. Antonio Guerrero andalus 18.nov.2011 | 11:41

    #4

    #3 Mézcleme usted si quiere el tocino con la velocidad, pero quien realmente disfruta y quiere conservar Essaouira, no hace aberraciones urbanísticas y las vende mostrando una playa desierta.

Queremos saber tu opinión
Usuario registrado
Recordadme en este ordenador
Recuperar contraseña »
¿Eres un usuario nuevo? Regístrate