Bitácoras

Blog Blog 5ª Avenida, por Ángel Jiménez de Luis

Un yate digno de dioses

Eos, el yate de vela más grande del mundo, atraca en los muelles de Chelsea durante unos días. Propiedad de Barry Diller, marido de Diane von Furstenberg, está valorado en 150 millones de dólares.

Ángel Jiménez de Luis

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado viernes 24/06/2011 10:53 horas
[foto de la noticia]

Aviso a navegantes: en los muelles de Chelsea está atracado estos meses el mayor yate de vela privado del mundo. Es el Eos de Barry Diller, marido de Diane von Furstenberg, una preciosidad de tres mástiles y casi 93 metros de eslora. Hay cierta polémica sobre si se trata realmente del mayor yate de vela del mundo o si el honor corresponde a El Halcón Maltés, propiedad de Elena Ambrosiadou. El Halcón tiene una eslora más pequeña pero si se descuenta el bauprés y se mide sólo la longitud de la cubierta, gana por unos metros.

Minucias. El caso es que si planea estar por Nueva York estos días merece la pena darse un salto para verlo de cerca. Descansa al final del driving range del muelle (el único lugar al aire libre en la parte sur de Manhattan donde practicar el swing). Es uno de los pocos puertos de amarre de la ciudad y, la verdad, el único capaz de soportar un barco de tal envergadura.

Un yate es siempre una amante muy cara. Eos, con capacidad para unos 16 invitados y unos 23 tripulantes, vale unos 150 millones de dólares pero al precio hay que sumar un mantenimiento astronómico y el coste de atraque, que no es pequeño en esta ciudad. Cada día que pasa en el barrio de Chelsea, muy cerca del estudio de Diane von Futstenberg en el Meatpacking District, le cuesta a Diller unos 2.000 dólares. Puede permitírselos. Está considerado, después de todo, como el ejecutivo mejor pagado de Estados Unidos.

De su interior se sabe muy poco. En el mundo de los yates la intimidad se cuida con celo y el Eos no es una excepción. El barco hizo una primera parada en la ciudad a finales del mes de mayo y puso rumbo a la lujosa isla de Martha’s Vineyard (lugar de descanso y recreo de la élite de la costa este de EE.UU.) y Boston. El pasado 5 de junio regresó a la gran manzana para la fiesta de lanzamiento del nuevo perfume de Diane von Furstenberg y Diller y la diseñadora organizaron un tour privado de dos horas para 85 invitados pero por supuesto las cámaras se quedan en tierra. Pronto dejará EEUU. para dirigirse a St. Tropez, uno de sus lugares de amarre habituales durante el verano.

Sobre el blog

La vida, como cualquier viaje, se puede hacer en primera clase. Descubra los lugares, objetos y placeres reservados a quienes no tienen límite en la tarjeta de crédito.

Sobre el autor

Ángel Jiménez de Luis, periodista, vive con el temor constante de acostumbrarse a una vida que no puede permitirse pero que disfruta en pequeñas dosis. Escribe también El Gadgetoblog.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad