Bitácoras

Blog Blog 5ª Avenida, por Ángel Jiménez de Luis

Envidia de piscina

El hotel Cosmopolitan de Las Vegas inaugura el 'distrito de las piscinas' con tres ambientes únicos y muy exclusivos. Hay áreas relajantes y escondidas y clubs para pasar el día en una cabaña privada con la música de los mejores DJ's del mundo.

Ángel Jiménez de Luis

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado jueves 05/05/2011 19:13 horas
[foto de la noticia]

 

Hace unos días que Michael Phelps se dejó ver por Las Vegas en modo fiesta para inaugurar la temporada de primavera/verano en la piscina del Encore, uno de los mejores hoteles del Strip. Aunque en Las Vegas es posible bañarse todo el año -en enero hay que echarle algo de valor, pero tampoco es tan duro- es en abril cuando las hordas de jóvenes de Los Ángeles -y el resto de EEUU, aunque en menor número- invaden la ciudad los fines de semana.

A Encore, sin embargo, le ha salido dura competencia. A pesar de la crisis, a Las Vegas le han crecido una amplia colección de hoteles, entre ellos el nuevo Cosmopolitan. Una de las atracciones del nuevo hotel son, sin duda, las tres áreas de piscina, una para cada tipo de cliente.

[foto de la noticia]

En el centro del distrito acuático del hotel está la piscina del boulevard. Es una amplia superficie donde tomar el sol y en la que se pueden alquilar cabañas privadas con consolas de videojuegos. La piscina tienes vistas al skyline de Las Vegas y los camareros que recorren las áreas de descanso sirven cocteles, hielo picado con distintos sabores -muy refrescante- y tacos coreanos, que es la nueva moda estadounidense en comida rápida -he perdido la cuenta del número de carritos con tacos coreanos en las calles de Nueva York-.

A pocos metros del spa está la piscina bambú, un pequeño rincón apartado del ruido y la masificación de Las Vegas con diez cabañas privadas que es posible alquilar, todas con una base de altavoces para conectar el iPod, sofás, mini bar y grandes ventiladores en el techo. La comida toma una vertiente mucho más sana y se limita a tapas creadas con ingredientes naturales y ensaladas. Lo único que rompe con la escena es que por supuesto -esto es Las Vegas- también se sirven copiosas cantidades de alcohol, cócteles variados y piruletas de champán helado para combatir el calor.

Para rematar la colección y por si el ambiente no era lo suficientemente festivo, el Cosmolitan tiene también un club diurno donde está prohibida la entrada a menores. Tiene dos grandes piscinas, ocho cabañas privadas cada una equipada con una piscina privada algo más pequeña, televisiones y un servicio de catering personalizado. El club incluye, por supuesto, actuaciones de DJ de fama mundial y tiene incluso un área para quienes quieren continuar la fiesta por la noche: ocho cabañas que es posible alquilar con un spa privado, cama y una terraza donde seguir bailando y bebiendo en la ciudad del pecado.

No se preocupe, como dicen por allí «lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas».

Sobre el blog

La vida, como cualquier viaje, se puede hacer en primera clase. Descubra los lugares, objetos y placeres reservados a quienes no tienen límite en la tarjeta de crédito.

Sobre el autor

Ángel Jiménez de Luis, periodista, vive con el temor constante de acostumbrarse a una vida que no puede permitirse pero que disfruta en pequeñas dosis. Escribe también El Gadgetoblog.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad