Adicción por Holanda en invierno

No busque una vacuna. No existen. Tampoco un antídoto. Aún no se ha descubierto. La 'holanditis', el efecto positivo que provoca visitar Holanda, es irreversible y, desde que Easyjet está metida en el ajo, fulminante. Si nos nos cree no tiene más que coger el próximo vuelo a Ámsterdam porque, además, por ser invierno, hay ofertas increíbles.


[foto de la noticia]

Ocholeguas.com

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado viernes 17/12/2010 17:17 horas

Es la estampa invernal por excelencia: cientos de sonrisas en la pista de patinaje sobre hielo. Ahora bien, estamos en Holanda, donde la pista no hace esquina con un supermercado, ni hay colas para enfundarse los patines. Aquí se patina sobre canales helados en un idílico paisaje de molinos, aquí uno se desliza libremente sobre ríos y lagos.

Holanda en invierno es una experiencia embriagadora que sabe a buñuelos y a champagne, que invita a vivir las tradiciones más divertidas, a disfrutar de los más bellos mercadillos navideños, a compartir y conocer el espíritu relajado y liberal de sus habitantes, a experimentar aventuras a la luz de las velas, y para los que se atrevan, a darse el chapuzón de su vida...

Es por esto y mucho más que Holanda e Easyjet quieren advertir a los viajeros de que la experiencia de visitar el país en invierno se puede convertir en algo adictivo. Easyjet opera 2 vuelos diarios entre Madrid y Ámsterdam (i/v) y un vuelo diario entre Barcelona y Ámsterdam. Además esta compañía está propagando 'holanditis' con ofertas de 24,99 euros (ida) a Ámsterdam (tasas incluidas) durante todo el invierno.

Planes invernales

La oferta cultural de Holanda y sus bucólicos paisajes llevan siglos provocando 'holanditis' a todo el que visita este país. Pero es en la estación fría, cuando los efectos de esta atracción imbatible por todo lo holandés, cobra una intensidad especial.

Es difícil explicar por qué, aunque los 'científicos' apuntan las siguientes hipótesis:

[foto de la noticia]

Una podría ser el Christmas Canal Parade de Ámsterdam, que se celebra del 10 de diciembre al 1 de enero de 2011. Se trata de un mes de eventos junto a los canales. Bajo el puente Magere Brug verá una concentración de embarcaciones históricas decoradas con una iluminación especial y cuyas luces se encenderán a la vez el 10 de diciembre.

Otra hipotesis que se baraja es 'culpa' de Gouda, que celebra el 14 de diciembre su tradicional Noche de la Velas, en la que miles de velas dispuestas por toda la ciudad hacen de ésta una noche mágica.

Cada año en La Haya tiene lugar el tradicional chapuzón de Año Nuevo. He aquí una fuente segura de 'holanditis'. Y es que ni las frías aguas del Mar del Norte disuaden cada año a los más de 10.000 nadadores que se concentran en la playa de Scheveningen desde 1965.

Los adictos consagrados a Holanda saben que, al margen del periodo navideño y mientras las bajas temperaturas lo permitan, los molinos de Kinderdijk, Patrimonio de la Humanidad, y los lagos y canales de Frisia, son los lugares para patinar sobre hielo. En Frisia, uno de los más bellos entornos para patinar, es donde se celebra el Maratón de Patinaje de las Once Ciudades (Elfstedentocht), otro de los puntos álgidos del invierno en Holanda.

Y por último, no hay que olvidar que la buena comunicación de la red ferroviaria y las pequeñas dimensiones de Holanda hacen que sea muy fácil visitar varias ciudades en una misma estancia. Ámsterdam, Rotterdam, La Haya y Utrecht... se encuentran a menos de una hora de distancia y cuentan con conexiones constantes durante todo el día. Ya sabe, contágiase de 'holanditis' viajando este invierno a Holanda.

| Más información en www.holland.com y en www.easyjet.com

 
Buscador de reportajes
Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad