Hoteles

Blog Hoteles Singulares

Pasar la noche entre rejas

Este antiguo centro penitenciario ubicado en la ciudad de Ámsterdam acoge en la actualidad 117 habitaciones que aglutinan las cinco categorías de estrellas. Y lo mejor, no hay que cumplir condena para pasar la noche 'entre rejas'.

Lucía Martín

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado martes 07/09/2010 18:46 horas
[foto de la noticia]

Hay edificios cuyos muros exudan un pasado variopinto, trágico en muchas ocasiones, sensación que se percibe solo contemplándolos y que el paso del tiempo no consigue borrar por muchos años que se sucedan. Es lo que pasa con el Lloyd Hotel & Cultural Embassy, al norte de Ámsterdam: sus paredes acogieron a lo largo de la historia a inmigrantes, prisioneros de los alemanes durante la II Guerra Mundial e incluso, sirvieron para recluir a jóvenes delincuentes. Pero semejante carga no ha impedido que el edificio conozca una nueva vida gracias al diseño y al interiorismo más innovador que lo convierten en uno de los hoteles más curiosos de la capital holandesa y casi, de todo el país.

[foto de la noticia]

Lloyd Hotel es el único del mundo que aglutina las cinco estrellas (las habitaciones de una estrella, las más económicas, comparten baño), con propuestas para todos los gustos y bolsillos. Eso sí, independientemente del precio, todas (en total 117) albergan alguna sorpresa: las de cinco estrellas son las más espectaculares, por ejemplo, hay una con una bañera en el lugar más insospechado, otra con una cama de cuatro metros de ancho (en la que pueden dormir hasta ocho personas) o un columpio para los que quieren regresar a la infancia...

El mobiliario tiene sello nórdico, diseñado por artistas de renombre (unos 50 participaron en el proyecto) y el edificio fue también revisado por arquitectos, quienes con acierto, dejaron entrar la luz a raudales en un lugar en el que, sin duda, reinó la oscuridad en el pasado.

[foto de la noticia]

Situado en lo que antiguamente fueron los muelles del este de la ciudad, la historia de este monolítico inmueble comenzó en 1921, cuando abrió sus puertas como un hotel para emigrantes que marchaban hacia América. El establecimiento podía acoger en su momento a 900 personas e incluso contaba con dependencias donde se ponía en cuarentena a los recién llegados. Durante la II Guerra Mundial, los alemanes lo utilizaron como una prisión y tras la contienda el edificio siguió sirviendo para el mismo propósito hasta que en 1964 y hasta 1989 acogió un reformatorio.

El hotel abrió sus puertas apenas unos años después, en 2004. Aparte de la decoración y del arte (no es extraño encontrarse performances en cualquiera de sus esquinas) otra de sus apuestas es la cultura, ya que ofrece a sus huéspedes el Cultural Embassy, un centro de información bastante completo sobre todo lo que se cuece en Holanda. El barrio en el que se encuentra es sumamente tranquilo: el único inconveniente que podríamos encontrarle es que está algo alejado del centro de la ciudad (los tranvías más cercanos son el 10 y el 26). ¡Una ventaja a la hora de evitar a los turistas!

| Lloyd Hotel & Cultural Embassy. Oostelijke Handelskade, 34. Amsterdam (Países Bajos). Tfno: 020 561 3636. .
Tarifas: Entre 95 y 450 euros.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad