Bitácoras

Blog Blog 5ª Avenida, por Ángel Jiménez de Luis

¡Qué vergüenza, he descubierto que en este tren se juega!

Lo último son los trenes-fiesta, vagones de lujo para empezar a jugar nada más dejar la estación y llegar a los casinos ya chispados y con algún dólar de menos. Ya hay dos iniciativas privadas que conectan Los Ángeles y Las Vegas.

Ángel Jiménez de Luis

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado jueves 27/05/2010 18:48 horas
[foto de la noticia]

Hay dos formas de llegar a Las Vegas. La gran mayoría de los 36 millones de turistas que visitan cada año la ciudad aterrizan en el aeropuerto internacional de McCarran, donde nada más llegar se pueden perder los primeros dólares en máquinas tragaperras. El resto lo hace por carretera y muchos de los que vienen en coche lo hacen desde el sur de California.

Para los angelinos, después de todo, Las Vegas es un fin de semana de diversión a sólo cuatro horas de viaje (que normalmente acaban convertidas en seis por el tráfico), una Disneylandia para adultos donde celebrar las despedidas de soltero, los cumpleaños o las promociones en el trabajo.

Del tren que una vez unió Los Ángeles con la ciudad más famosa de Nevada ya sólo queda el recuerdo. A finales del siglo XX la única línea que operaba cerró por falta de clientes. En Los Ángeles es más importante el coche que el calzado (se puede conducir descalzo, pero olvídese de llegar a cualquier sitio a pie), así que todo el mundo tenía un medio de transporte mejor para llegar al ansiado destino.

Desde el año 99, sin embargo, se baraja la posibilidad de crear una nueva línea de trenes que unan ambas ciudades. Más del 26% de los visitantes de Las Vegas vienen de las áreas metropolitanas de Los Ángeles y San Diego. Se han proyectado y paralizado líneas de levitación magnética –rápidas pero muy caras- y trenes convencionales.

[foto de la noticia]

Lo último, sin embargo, son los trenes-fiesta, vagones de lujo para empezar a jugar nada más dejar la estación y llegar a los casinos ya chispados y con algún dólar de menos. X-Train podría empezar a operar en el año 2011 si recibe el visto bueno de Nevada y California, dos estados tocados por la crisis que buscan nuevas formas de llenar las arcas.

En el interior, los pasajeros tendrán un bar con varias pantallas para seguir competiciones deportivas y apuestas, salas de juego para una partida rápida de Póker o Blackjack, restaurantes e incluso una sala de fiesta para grupos.

Z-Train, su competidor, promete una experiencia de lujo, «similar a la de un jet privado», tiene previsto incluir restaurantes de lujo en sus vagones de dos pisos y juegos y actividades para las cinco horas de recorrido, incluido un misterioso «asesinato» en el tren para resolver, echadoras de cartas y masajistas. Si le parece extraño, le recomiendo un paseo por Las Vegas.

Sobre el blog

La vida, como cualquier viaje, se puede hacer en primera clase. Descubra los lugares, objetos y placeres reservados a quienes no tienen límite en la tarjeta de crédito.

Sobre el autor

Ángel Jiménez de Luis, periodista, vive con el temor constante de acostumbrarse a una vida que no puede permitirse pero que disfruta en pequeñas dosis. Escribe también El Gadgetoblog.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad