Bitácoras

Blog Blog 5ª Avenida, por Ángel Jiménez de Luis

No deje morir a Barneys

En serio. Si visita la Gran Manzana, siga el trasiego de gente de Madison Avenue y cuélese en uno de los grandes almacenes más interesantes de la ciudad.

Ángel Jiménez de Luis

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado viernes 04/09/2009 14:00 horas
Quinta Avenida

Barneys ha servido productos de lujo al respetable de Manhattan desde 1923 y es posible que le suene porque casi puede pasar por ser el quinto protagonista de Sexo en Nueva York (Carrie Bradshaw compra aquí muchos de sus zapatos durante la famosa serie).

A nadie se le escapa que son momentos malos para este tipo de tiendas. Estos días Barneys celebra su tradicional rebaja de vuelta del verano en un pequeño almacén en Chelsea, donde cada año hay colas kilométricas para hacerse con un traje o un vestido con un considerable descuento. En lugar del tradicional 30%, en esta ocasión las cifras de las etiquetas están tachadas y rebajadas entre un 50 y un 75%. Istithmar World Capital, la empresa de Dubai que compró los almacenes en el año 2004, ha confesado que estudia diferentes opciones y no descarta la venta o la bancarrota.

Mi recomendación es que tanto si se lo puede usted permitir como si no, al menos visite el edificio de Madison Avenue (a la altura de la calle 60). Hay dos paradas que me gusta hacer siempre que entro. La primera, en el sótano, es para el bar de perfumes y colonias. La segunda es Fred's, el restaurante de la planta superior. La revista Nueva York define acertadamente los restaurantes que normalmente vemos en los grandes almacenes como la sección de oportunidades del mundo de la gastronomía, un infierno de malos platos. Fred's, sin embargo, es como ese jersey de Gucci que viste en la cuarta planta rebajado a 895 dólares.

Barneys, (o al menos ese Barneys) ha retenido su encanto a pesar de expandirse por una docena de centros comerciales y calles de EEUU. Hoy no es difícil ver una sucursal en las grandes ciudades de EEUU y muchos de los outlets esconden también alguna tienda. En Nueva York, forma parte de ese selecto club de pequeños grandes almacenes del Midtown entre los que también se encuentran Henri Bendel o Bergdorf Goodman. No creo que ninguna experiencia de Shopping en Manhattan esté completa sin tachar los tres de la lista.

Sobre el blog

La vida, como cualquier viaje, se puede hacer en primera clase. Descubra los lugares, objetos y placeres reservados a quienes no tienen límite en la tarjeta de crédito.

Sobre el autor

Ángel Jiménez de Luis, periodista, vive con el temor constante de acostumbrarse a una vida que no puede permitirse pero que disfruta en pequeñas dosis. Escribe también El Gadgetoblog.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad