Soñar desde un palafito

El mayor patrimonio de la Polinesia es su mar cristalino. Por eso los hoteles clásicos con habitaciones sobre el agua se renuevan, reciclan y transforman con suelos de cristal, escalinatas que conducen a la playa y desayunos traídos en canoas tradicionales. Estos son ocho de los mejores establecimientos sobre el Pacífico.


Pedro Madera

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado martes 26/05/2009 12:00 horas

En el Pacífico la vida es diferente. Las casas toman el mar, las frutas caen sobre la playa y las prisas van con otro ritmo. La moda de dormir en un palafito no es sólo algo que haga soñar a los que disfrutan de una luna de miel. Los hoteles clásicos con habitaciones sobre el agua se renuevan, reciclan y transforman. Suelos de cristal, escalinatas que llevan al mar y desayunos que son y traídos en pequeñas canoas tradicionales. Lo refinado también puede ser bello de la mano de unos hoteles diferentes.

1. Bora Bora Lagoon Resort & Spa Orient Express

Bora Bora Lagoon Resort & Spa Orient Express

Los expertos de Orient Express sólo saben de lujo y su resort en Bora Bora es una muestra más del buen hacer de esta cadena. Este rincón, situado en el islote Toopua en Bora Bora es un oasis de lujo y confort en medio de este paraíso de color azul turquesa. A la belleza del lugar se le une un servicio de los que ya no quedan, con un personal discreto y eficiente atento a cualquier deseo del cliente. De las 80 habitaciones 50 se encuentran sobre la laguna. Las puertas correderas abren la habitación a la terraza y desde ellas se puede bajar directamente a las aguas cristalinas. Las mejores habitaciones son las del final de cada muelle, aunque claro, cuestan más. El spa es un trozo del paraíso en la tierra. Ya sólo su emplazamiento en una cabaña entre dos árboles lleva al cliente a las alturas.

| Más información: www.boraboralagoon.com.

2. Le Meridien Bora Bora

Le Meridien

¿Peces en la habitación? Desde el suelo de cristal de los palafitos se puede contemplar el mar y sus habitantes, todo un espectáculo sin salir de la habitación. Para quién no le vale sólo mirar, en el acuario, que es un trozo de laguna vallado del hotel, se puede uno bañar con las tortugas, que son inmensas, y otros animales marinos. Una especie de sueño de colores en una demencia cromática. La comida es de lo mejor de la Polinesia y en el restaurante del hotel uno lo puede comprobar. Para desayunar mejor que lo traigan al bungalow y disfrutar de un excelente desayuno al borde del mar.

| Más información: www.starwoodhotels.com.

3. Sofitel Moorea Ia Ora Beach Resort

Sofitel Moorea

La prestigiosa cadena Sofitel ha dado lo mejor de sí en Moorea. Un establecimiento de gran lujo con un montón de sorpresas. El hotel posee una de las playas mejores de Moorea, ha sido remodelado hace poco y se nota. Sus habitaciones son una gran embarcación anclada con la quietud. El suelo, con la ventana de rigor para ver la laguna, es de madera oscura muy elegante. La delicadeza de los tonos blancos de su mobiliario y su casa ponen el resto. Carta de almohada y mucha luz para un delicado nido de amor. Los restaurantes son para verlos, una decoración nativo-chic que hace juego con el nivel de la cocina. Por algo estamos en territorio francés.

| Más información: www.sofitel.com.

4. Resort & Spa Moorea

Resort & Spa Moorea

El que se aburre es porque quiere, delfinario, escuela de buceo, tenis... el hotel lo tiene todo. Situado al noroeste de la isla, es uno de los mejores hoteles de Moorea. A pesar de su tamaño (143 habitaciones) el resort consigue mantener un alto nivel de lujo y servicio. Hay opciones para todos los gustos, en función de nuestro estilo y nuestro presupuesto. Una peculiaridad de este hotel es que los bungalows de laguna tienen una parte de jardín con palmeras y plantas tropicales. Las habitaciones están decoradas al más puro estilo polinesio con un minimalismo que se agradece en estas latitudes. Para quien viaja con niños, el hotel tiene un club de juegos para que los padres puedan descansar a gusto de vez en cuando.

| Más información: www.ichotelsgroup.com.

5. Vahine Island Taha'a

Vahine Island Taha'a

Exclusividad garantizada, con tan sólo 9 bungalows no se puede esperar otra cosa. La distancia de esta isla privada a Raiatea y Taha'a añade un grado más a la privacidad del lugar. Los bungalows son muy amplios y están decorados con elegancia y con pequeños detalles románticos que los hacen ideales para lunas de miel. El hecho de ser pequeño no quiere decir que no haya nada de entretenimiento, ya que cuando no es una exhibición de danza es una de artes populares, y es que los dueños Bernard y Sandra quieren que los huéspedes se lleven lo mejor de la Polinesia. El mejor sitio para perderse del mundo, con los amigos que siempre hemos querido tener.

| Más información: www.vahine-island.com.

6. Resort Tahiti Papeete

Resort Tahiti Papeete

Papeete es el lugar olvidado de la Polinesia. No por ser la capital, merece menos atención. Emociones de todo tipo en un lugar que tiene todas las ventajas de una ciudad. El lugar perfecto para los que no quieren estar aislados. «Espectacular» es la palabra que define a este hotel. Situado a siete kilómetros de Papeete, comprende un inmenso terreno de 12 hectáreas al borde de la laguna. La arquitectura y decoración son al estilo polinesio y no falta ni un detalle en la habitación para el relax. Lo mejor sin duda son los cuidados jardines, repletos de fragantes flores y exuberantes plantas. Dado el tamaño del complejo, existe un sistema de transporte interno para que los clientes no se cansen. El hotel tiene su propio centro de buceo y deportes acuáticos, pero por lo que acuden muchas parejas es por el programa que tiene el hotel de boda por el rito polinesio, ceremonia y luna de miel todo en uno.

| Más información: www.ichotelsgroup.com.

7. Taha'a Island Resort & Spa

Taha'a Island Resort & Spa

En el islote de Tau Tau todo es una fiesta para los sentidos. Un par de días en este Relais & Chateaux y ya nada será lo mismo, alma y cuerpo transformados. Un resort de ensueño donde la decoración y el servicio son exquisitos. Los bungalows parecen querer irse a descubrir mundo, tan alejados como están de la orilla. El spa Manea, la joya del establecimiento, basa sus tratamientos en las técnicas tradicionales polinesias del Taurumi como los masajes bajo una lluvia tropical, y los productos empleados que son extraídos de plantas según recetas tradicionales.

| Más información: www.letahaa.com.

8. Le Moana Bora Bora

Le Moana Bora Bora

En el aeropuerto le reciben con flores y la bienvenida dura toda la estancia gracias a un personal que se toma muy en serio las vacaciones de los clientes. Un resort con mucho encanto y con un aire informal que ayuda a relajarse. La laguna de Le Moana posee todas las tonalidades posibles de verdes y azules. Nuestra casa es el mirador perfecto. Desde la habitación de Le Moana se disfruta de todo su esplendor. Además, el agua que rodea los bungalows no es profunda y se pueden ver los peces con mucha claridad. Los espectáculos de danza en la playa a la luz de las antorchas son un recuerdo inolvidable.

| Más información: www.ichotelsgroup.com.

 
Buscador de reportajes
Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad