Ficha práctica

  • DÓNDE

    Grand Hotel Central.
    Vía Layetana, 30. 08003 Barcelona. Tfno: 93 295 70 00. www.grandhotelcentral.com.

  • HABITACIONES

    147 habitaciones de 30 m2 y suites de 50 m2.

  • PRECIO

    A partir de 170 euros la doble, sin desayuno.

  • CATEGORÍA

    Cuatro estrellas superior.

  • TIPO DE HOTEL

    Hotel de ciudad, situación inmejorable para turistas, hombres de negocios y viajeros en general.

Refinamiento zen en el barrio gótico

Francisco López-Seivane

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado lunes 27/04/2009 10:55 horas

Francesc Cambó, un prócer de la cultura catalana, pasó a la historia de Barcelona por haber sido el responsable de unir el Eixample con el mar, a través de la Vía Layetana. Él mismo contribuyo al florecimiento de la calle encargando al arquitecto Adolf Florensa un edificio al estilo neocentista, entonces tan en boga, siguiendo la moda de los rascacielos americanos de Chicago. Aún puede distinguirse de sus vecinos por la palmera que se recorta contra el cielo en lo más alto. No es la única, sin embargo. En los años veinte, la burguesía catalana gustaba de instalar jardines en las terrazas de sus edificios y aún quedan algunas.

Uno de los numerosos nietos de Cambó, Pau Guardans, convenció a su madre y a sus hermanos para trasformar el espléndido predio de Vía Layetana, 30, en un hotel inspirado en aquellos legendarios establecimientos que pasaron a la historia por su servicio y por haber acogido a famosos viajeros. Así nació hace tan sólo tres años el Grand Hotel Central, con una marcada vocación de exclusividad.

La situación es inmejorable, frente a los restos de la muralla que un día defendiera la ciudad. Con el barrio gótico al otro lado de la calle, y el reverdecido Borne a la espalda, los huéspedes no tienen más que asomarse a la calle y echar a andar en cualquier dirección, seguros de que siempre encontraran una tienda inesperada, un bar nuevo, una placita donde sentarse al sol y numerosas callejuelas llenas de sorpresas.

El interior del hotel es otro mundo, un remanso de paz. Renovado por el arquitecto Oriol Tintoré, el diseño y la decoración cayó en manos de dos mujeres, Sandra Tarruella e Isabel López, que han sabido darle un toque de lujo austero. El espacio, los ambientes sin recargar, el peculiar concepto de los baños, en los que destacan las amplias cabinas para la ducha y los lavabos semiintegrados en la habitación, hacen que el huésped se sienta en todo momento en un lugar muy especial, cómodo y sencillo.

Finalmente, hay que hablar del techo, el lugar que se asoma al cielo y permite contemplar una vista única de la ciudad. Con una piscina y una zona de tumbonas, es un refugio único para escapar del marasmo de la gran ciudad. Todavía queda, a la derecha, un espléndido jardín colgante de más de mil metros cuadrados. Es el universo privado de doña Elena, la única hija viva del gran Cambó.

Servicios

Magnífica piscina en la terraza superior, con vistas extraordinarias sobre el skyline de la ciudad (la inauguración del spa está prevista en mayo). Mención aparte merece el estupendo restaurante Ávalon (www.avalonrestaurant.es), donde se ofrece una selecta carta con las mejor creaciones del prestigioso chef Ramón Freixa, poseedor de una estrella Michelín. Otra singularidad es la Biblioteca, que reúne una selección única de libros de historia, diseño y arquitectura de la ciudad de Barcelona, a disposición de todos los clientes.

Nos gusta por

La amplitud de las habitaciones y la singular distribución de los baños, con cabinas de ducha separadas.

El tamaño del propio del hotel, que permite un servicio personalizado.

La envidiable piscina y las vistas desde la terraza.

La sencillez de la decoración, que tanto recuerdo el concepto zen de las cosas. En el Grand Central no hay nada superfluo; cada objeto tiene su función.

La juventud del staff. Desde la directora hasta el último botones, todo el personal es muy joven, y eso explica la energía y jovialidad con que atienden y solucionan cualquier problema.

Cómo llegar

Tanto Iberia (www.iberia.com) como Spanair (www.spanair.com), Vueling (www.vueling.com), Air Europa (www.aireuropa.com) y otras, vuelan diariamente a Barcelona desde multitud de puntos de España. Por su parte, el AVE (www.renfe.es) Madrid-Barcelona cuenta con 52 trenes diarios que enlazan ambas ciudades a partir de las seis de la mañana. El billete sencillo cuesta entre 106 y 125 euros, pero se pueden obtener ofertas.

Prohibido perderse

A la espalda del hotel queda el legendario Mercado de Santa Caterina, ahora remozado con una vanguardista superestructura ondulada de madera y hierro.

Muy cerca arranca la calle Moncada, donde se encuentra el Museo Picasso, que lleva directamente a la Iglesia de Santa María del Mar, una magnífica joya gótica de torres octogonales.

Un poco más abajo, está la zona del Puerto, con toda su parafernalia de restaurantes y locales de ocio.

Frente a la fachada principal, en plena Vía Layetana, las antiguas murallas dan paso a los muros de la catedral. Hay que pasear muy despacio por los alrededores del hotel para captar todo el sabor del barrio gótico y del Borne, una zona que se ha llenado de tiendas con encanto y bares singulares.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad