Ficha práctica

  • DÓNDE

    La Hacienda. Serra Grande, 4200. Gramado, Rio Grande do Sul. Brasil. Tfno: + (54) 3295 30 25. www.lahacienda.com.br.

  • HABITACIONES

    Seis chalets con capacidad para 4 personas.

  • PRECIO

    Desde 176 euros/dos personas. Existen paquetes (Luna de Miel, Ecológico...) para estancias de más de cinco días.

  • CATEGORÍA

    De lujo.

  • TIPO DE HOTEL

    Quinta rústica rodeada de naturaleza. Perfecta para escapadas románticas.

Refugio perfecto, descanso exclusivo

Patricia Osuna

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado martes 27/10/2009 19:53 horas

El estado de Rio Grande do Sul, uno de los más prósperos de Brasil, presume de una naturaleza exuberante dominada por montañas y valles, así como de una historia forjada por el espíritu emprendedor de miles de inmigrantes europeos llegados a finales del siglo XIX. Con estos dos elementos como base de inspiración abrió sus puertas La Hacienda, un establecimiento rural en medio de la Serra Gaúcha con una bella arquitectura colonial.

Enmarcadas por el verde intenso de las montañas circundantes, las seis villas coloniales de La Hacienda son un verdadero hallazgo en este rincón del sur de Brasil. Tanto en ellas como en la recepción y el restaurante se ha cuidado al máximo la ambientación: en todas las construcciones -inspiradas en las casas rurales del Veneto italiano- y en los caminos empedrados que las conectan se han empleado piedras de edificaciones antiguas, mientras que en el interior -de decoración sencilla pero sumamente acogedora- sobran las referencias a la historia y costumbres de los inmigrantes que en el siglo XIX desbravaron la Serra Grande.

Pero no queremos inducir a error. En La Hacienda y pese al entorno donde se haya enclavada, rural no es sinónimo de agreste. Aquí el césped está segado y muestra un aspecto impecable, mientras que las instalaciones para disfrutar del tiempo libre no tienen nada que envidiar a un hotel urbano de primera categoría: piscina exterior climatizada con impresionantes vistas del valle, gimnasio, pistas de tenis, conexión a Internet...

Todo aquí respira armonía y una tranquilidad que casan a la perfección con el atento servicio del hotel. Según su propietaria, Elisabete Brochmann, La Hacienda se creó con el objetivo de proporcionar el placer de vivir en el campo sin desatender la sofisticación y elegancia de un buen servicio. «Las cosas simples pueden proporcionar momentos de mucha riqueza», apostilla. Y como ejemplo, la lavanda -símbolo e imagen de la casa- inunda con su aroma cada espacio del hotel y es presentada como obsequio a cada cliente al concluir su estancia.

La Hacienda se levanta en un área de 68 hectáreas que incluye flora protegida, cascadas y lagos. Para quien gusta de los deportes de aventura, el hotel dispone de un sendero de más de un kilómetro, perfectamente señalizado para que el visitante pueda conocer las particularidades de los árboles que circundan el camino. Las cascadas, una de ellas con piscina natural, y la fauna de la zona, son otro de los grandes atractivos a tener en cuenta.

Quien lo desee, podrá solicitar rutas a caballo por la sierra con guías acompañantes. Éstas tienen una longitud de tres kilómetros y recorren todos los atractivos naturales que rodean La Hacienda. Además, la ruta está precedida por un encuentro en el Fogo de Chão (lugar donde se elabora la carne a la brasa, siguiendo la tradición gaúcha), donde degustan una ronda de chimarrão (mate) y el tradicional pinhao elaborado al fuego de leña.

Servicios

Cada uno de sus seis villas dispone de sala de estar, comedor, terraza cubierta, calefacción, minibar, bañera de hidromasaje, reproductor DVD/CD, teléfono y TV satélite, servicio de habitaciones... La quinta cuenta con piscina climatizada, pista de tenis, gimnasio, sala de juegos, bodega, piano bar, restaurante y casa de Fogo de Chão... Además, organiza rutas a caballo, trekking con guía, tour colonial en Land Rover y pesca, entre otros. Sólo para privilegiados, La Hacienda dispone de helipuerto (Lat. 29°28'199S Long. 050°53'039W).

Nos gusta por

La Hacienda aúna naturaleza e historia como pocos. Tanto su arquitectura, como su entorno y el trato de su personal acercan a los huéspedes al espíritu de Rio Grande do Sul, uno de los estados más prósperos de Brasil.
Su restaurante ofrece cocina internacional y una bodega con numerosas referencias. Un espacio acogedor con chimenea y piano bar abierto a todo el público, perfecto para almuerzos y cenas románticas. Muchos de los platos están elaborados con productos cultivados en el propio hotel.
El tour colonial que La Hacienda propone a sus clientes se realiza en modernos Land Rover e incluye, entre otras, la visita a la hacienda Ghesla (productores de zumo de uva); a un alambique donde se elabora la cachaça de forma artesanal; a un taller de cerámica que confecciona piezas decorativas; al Parque del Colono, una muestra de la forma de vida de los inmigrantes europeos...

Cómo llegar

Iberia (Tfno: 902 400 500. www.iberia.com) y TAP Portugal (Tfno: 901 116 718. www.flytap.com) tienen vuelos directos a Sao Paulo. Desde allí, TAM (www.tam.com.br) conecta con Porto Alegre, capital de Rio Grande do Sul, en apenas dos horas. La Hacienda se encuentra a una hora por carretera de Porto Alegre.

Prohibido perderse

Gramado y Canela. Estas dos poblaciones se encuentran a tan solo 14 kilómetros de La Hacienda. Cuentan con una amplia oferta de restaurantes y tiendas para pasear y disfrutar de la vida nocturna. Ambas destacan así mismo por su evidente aire europeo, fruto de la inmigración italiana y alemana de finales del siglo XIX.

Parque do Caracol. Son muchos los itinerarios y rutas que pueden emprenderse en esta zona del estado de Río Grande do Sul. La cascada del Parque do Caracol, a escasos kilómetros de La Hacienda, bien merece una visita, así como los diversos caminos que recorren este área.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad