Edimburgo
Nieve con nubes
HOY
máx 3°C
mín 1°C
Nieve con nubes
MAÑANA
máx 3°C
mín 1°C
EDIMBURGO EN NAVIDAD

La ciudad de Mister Hyde

Justo antes de sumergirse en un largo y frío invierno, la capital de Escocia se viste de luces, saca sus mejores galas y durante todo el mes de diciembre, vive un ambiente de fiesta que culmina en su famoso 'Hogmanay', una Nochevieja que se prolonga durante cerca de cuatro días.

Javier Mazorra

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado viernes 12/12/2008 11:17 horas

Sólo por contemplar los extraños atardeceres que iluminan la ciudad de una forma original y distinta durante los últimos días del otoño, ya valdría la pena el viaje. El espectáculo comienza a las dos y media de la tarde. Durante cerca de una hora, si el tiempo acompaña, los rayos del sol revelan aspectos desconocidos, ángulos nunca vistos, una visión insólita y secreta que podría haber inspirado a Robert Louis Stevenson el personaje de Mister Hyde.

Si la Edimburgo del Doctor Jekyll sería la que se vive en julio y agosto que ahora en nuestros tiempos corresponde con la época de sus conocidos festivales, a partir de finales de noviembre se puede descubrir un lugar aun más misterioso y fascinante si cabe.

Es cierto que las horas de luz son muy escasas durante esta época pero esa carencia se compensa con una dramática iluminación de sus principales monumentos a partir de las tres de la tarde cuando suele dar comienzo una actividad cultural frenética y todo ello con un centro urbano transformado en un curioso parque de atracciones navideño.

La cara novelesca

Es además el mejor momento para descubrir esa Edimburgo novelesca que ha inspirado a tantos escritores y que hace unos años le ha valido ser declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad por partida doble; no sólo por su apabullante riqueza monumental pero también por sus valores literarios.

Dicen que todavía se puede encontrar al fantasma de su atormentado protagonista en la colina de Arthur's Seat.

Una tradición que se remonta al siglo XVIII cuando al mismo tiempo que se construye la ciudad neoclásica más perfecta y compleja de Europa (que ha llegado hasta nuestros días prácticamente intacta) surgen escritores como James Hogg conocido por sus Confesiones de un Pecador Justificado. Dicen que aún se puede encontrar al fantasma de su atormentado protagonista en la colina de Arthur's Seat y en algún callejón de la Old Town. Sobre todo durantes estos meses cuando los turistas se hacen escasos y la imaginación no tiene freno.

Fue de algún modo el antecesor espiritual de otros muchos personajes, no sólo de Stevenson que nació y vivió gran parte de su juventud en esta parte de Escocia, sino también de Arthur Conan Doyle, quien nos ha dejado un cuento precioso inspirado en sus vivencias en Holyrood Palace, donde su padre trabajó en el palacio real de María Estuardo. O de Walter Scott, autor de docenas de novelas que han dado a conocer el nombre de Edimburgo por todo el planeta.

Rutas guiadas

Y sin olvidarse del heredero de todos ellos, Ian Rankin. Se puede seguir el rastro de muchos de los casos de su tenaz inspector Rebus, tanto por el casco antiguo como por esa deslumbrante ciudad que surge durante la Ilustración y que ahora se conoce como New Town. Hay rutas guiadas, aunque lo mejor es traerse una novela y seguir, paso a paso, su recorrido con un plano.

En el famoso pub Oxford de la ciudad, los clientes habituales permanecen indiferentes al continuo flujo de curiosos.

Más tarde o más temprano, resulta prácticamente obligatorio hacer una parada en su pub favorito, el Oxford, donde los clientes habituales permanecen indiferentes al continuo flujo de curiosos y aficionados a la literatura negra. Según la novela que se escoja, se puede pasar por el castillo, una visita ineludible para la mayoría de los turistas, pero también por el precioso Jardín Botánico especializado en plantas orientales. Aunque también por el puerto de Leith (desde finales del siglo XIX amalgamado a la capital) que, aunque durante estos últimos años ha cambiado de aspecto y sobre todo de moradores, no se olvida de haber sido más de una vez el lugar del crimen.

No sólo en el imaginario de Rankin sino también en el de Irving Welsh, autor de la cinematográfica Trainspotting. De una u otra forma, Edimburgo en diciembre es la ciudad de Mister Hyde.

 
Buscador de reportajes
Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad