Bitácoras

Blog Blog 5ª Avenida, por Ángel Jiménez de Luis

Diamantes sobre la piel

La crisis económica puede seguirse desde el catálogo de Victoria's Secret y su sujetador-joya, el 'Fantasy Bra'. El modelo de este año cuesta cinco millones de dólares, cifra muy inferior a las de las creaciones de 2005.

Ángel Jiménez de Luis

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado miércoles 19/11/2008 10:17 horas

No hay mejor ejemplo de los duros tiempos en los que vivimos, ni más exacto indicador económico, que el Fantasy Bra de Victoria's Secret. Cada año, la firma de lencería presenta un sujetador realizado con piedras preciosas (y en edición limitada) con una etiqueta de precio que lo aleja del 99% de los pechos de la humanidad.

En 2005, la versión compuesta de diamantes, rubíes y oro blanco costaba más de 12,5 millones de dólares. «Es muy pesado», dijo entonces la modelo encargada de rellenar la joya, Gisele Bundchen. La bajada de precio en 2006 tendría que haber dado alguna pista a los economistas sobre lo que se nos venía encima pero los economistas siempre se empeñan en mirar curvas menos fiables. El modelo que lució Karolina Kurvoka ese año contaba con 2.000 diamantes y el precio se había rebajado hasta los 6,5 millones de euros.

Adriana Lima con el 'fantasy-bra'.

Adriana Lima con el 'fantasy-bra'.

En 2007, con el primer bache de las hipotecas estadounidenses, Victoria's Secret decidió quitar piedras a esta exclusiva prenda. El Fantasy Bra de ese año, diseñado por el orfebre Mouawad, fue un conjunto de lencería completo liguero incluido- con un precio de 4,5 millones dólares.

La semana pasada, en un evento celebrado en el renovado y lujoso resort Fontainebleau de Miami Beach, Victoria's Secret presentó la última versión, diseñado con 3.575 diamantes negros, 117 diamantes blancos de un quilate y 34 rubíes. El precio casi se mantiene con respecto al modelo de 2007: cinco millones de dólares, pero se trata, nuevamente, de una sola prenda. Una ligera subida de precios que puede presagiar un buen 2009 y que además es un atractivo para grandes fortunas en busca de un producto sólido donde invertir ese dinero que se evapora.

«Se puede llevar casi como un top. Lo he creado como si lo fuera», comenta su diseñador Martin Katz. Puede llevarse como un top, sí, pero un top un tanto exiguo. Este año lo ha disfrutado Adriana Lima, que confiesa haber querido ser el cuerpo del Fantasy Bra desde hace años. El tema del desfile, donde también brilló el modelo mostrado por la top Heidi Klum, era el regreso del glamour. Esperemos que sea cierto.

Sobre el blog

La vida, como cualquier viaje, se puede hacer en primera clase. Descubra los lugares, objetos y placeres reservados a quienes no tienen límite en la tarjeta de crédito.

Sobre el autor

Ángel Jiménez de Luis, periodista, vive con el temor constante de acostumbrarse a una vida que no puede permitirse pero que disfruta en pequeñas dosis. Escribe también El Gadgetoblog.

Logo de elmundo.es

© 2014 Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad