Bitácoras

Blog Blog 5ª Avenida, por Ángel Jiménez de Luis

Cómprese el yate de Sadam

Durante los últimos años el yate de Sadam Hussein ha permanecido anclado en Niza. ¿A quién pertenece? Según un tribunal francés, el barco es ahora propiedad del gobierno iraquí pero no ha sido un veredicto sencillo.

Ángel Jiménez de Luis

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado lunes 03/11/2008 15:42 horas
'Basrah Breeze', el yate del malogrado Sadam Hussein.

'Basrah Breeze', el yate del malogrado Sadam Hussein.

El gobierno del país galo, Jordania y Arabia Saudí se han enfrentado en los últimos meses para tratar de hacerse con la única embarcación que queda del líder iraquí tras la invasión del país en el año 2003, cuando el ejército estadounidense destruyó su otro yate de recreo, atracado en el puerto de Al Mansur.

El yate, que se construyó en el año 1981, ha navegado bajo los nombres de Adissayat Sadam, Al Yamamah, Ocean Breeze y Basrah Breeze –como se conoce actualmente- y refleja tanto el gusto del ex-dictador por el lujo y la opulencia como su obsesión por la seguridad.

A pesar de sus 83 metros de eslora no es, ni de lejos, una de las mayores embarcaciones de la costa azul pero pocas pueden presumir de un equipamiento tan completo. Además de la grifería de oro, un teatro, helipuerto y un pequeño quirófano, Basrah Breeze incluye cristales a prueba de balas y un pequeño pasadizo secreto, accesible desde el camarote principal, que lleva hasta un pequeño submarino personal.

Interior de uno de los opulentos camarotes.

Interior de uno de los opulentos camarotes.

Basrah Breeze puede acomodar a 28 pasajeros en sus 14 camarotes, todos equipados con cuarto de baño privado. Las estancias de la tripulación están acondicionadas para albergar a 35 personas. La embarcación podría llegar a alcanzar un precio de venta de 23 millones de euros y el gobierno iraquí espera venderlo durante las próximas semanas. Mientras tanto el barco abandonará Niza y permanecerá anclado en Grecia.

Sobre el blog

La vida, como cualquier viaje, se puede hacer en primera clase. Descubra los lugares, objetos y placeres reservados a quienes no tienen límite en la tarjeta de crédito.

Sobre el autor

Ángel Jiménez de Luis, periodista, vive con el temor constante de acostumbrarse a una vida que no puede permitirse pero que disfruta en pequeñas dosis. Escribe también El Gadgetoblog.

Logo de elmundo.es

2014 © Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad