Bitácoras

Blog Blog 5ª Avenida, por Ángel Jiménez de Luis

Un iPod exclusivo

DEOS ha creado una funda incrustada en diamantes para los famosos auriculares blancos del iPod.

Ángel Jiménez de Luis

Disminuye letraAumenta letra
Actualizado lunes 27/10/2008 15:38 horas

Entre los grandes logros de la compañía Apple hay que apuntar la democratización del reproductor de MP3. El iPod no entiende de clases ni de dinero, es el walkman del siglo XXI y los auriculares blancos son ya una constante en cualquier paisaje urbano.

¿Cómo darle un toque de exclusividad? No resulta fácil pero no faltan propuestas. Hay quienes se atreven a sumergir el iPod en un baño de oro. La compañía alemana Xexoo (www.xexoo.com), por ejemplo, ofrece un servicio de cambio de carcasa y sustituye el aluminio o plástico original del iPod por oro de 18 kilates. El precio del reproductor, evidentemente, se multiplica. El modelo shuffle, el más barato de los iPod, pasa a costar casi 16.000 euros.

La funda de los auriculares de DEOS.

La funda de los auriculares de DEOS.

Gold Striker (www.goldstriker.co.uk), en el Reino Unido, también se especializa en crear versiones exclusivas de los productos de electrónica personal y son los primeros que han conseguido poner una carcasa de oro al iPhone, el deseado teléfono de la manzana.

Pero ambas mantienen intactos los auriculares, una de las señas de identidad de los reproductores. DEOS (www.deos-diamond.com), una compañía suiza de audio con sede en Ginebra, ha decidido trabajar en este elemento, que a fin de cuentas es el más visible y ha creado las primeras fundas de auriculares incrustadas en diamantes. Se colocan como una pequeña chaqueta en el extremo y hay una amplia variedad con diferentes tipos de piedras y diseños. Desde la compañía justifican el producto con una sola cifra: "En el mundo hay 152 millones de auriculares para iPod y todos son exactamente iguales". Aunque existen alternativas la mayoría de los usuarios opta por usar el par que viene por defecto en el reproductor.

Los precios de estas fundas varían en función del número de diamantes y oscilan entre los 3.500 y los 40.000 euros. Una versión con cristales Swarovski deja la factura en una cifra más asequible: entre 100 y 200 euros.

Sobre el blog

La vida, como cualquier viaje, se puede hacer en primera clase. Descubra los lugares, objetos y placeres reservados a quienes no tienen límite en la tarjeta de crédito.

Sobre el autor

Ángel Jiménez de Luis, periodista, vive con el temor constante de acostumbrarse a una vida que no puede permitirse pero que disfruta en pequeñas dosis. Escribe también El Gadgetoblog.

Logo de elmundo.es

2014 © Unidad Editorial Internet, S.L. | Aviso legal | Política de privacidad